HomeLocaleslas CarolinasPascual y Arelis enseñan y rescatan los valores con el deporte

Pascual y Arelis enseñan y rescatan los valores con el deporte

Date:

Historias Relacionadas

Candidatos en México encaran el último debate sin movilizar a indecisos y entre insultos

Ciudad de México, 18 may (EFE).- Los candidatos presidenciales...

Biden vuelve a Míchigan para intentar reforzar los cimientos del “muro azul”

Detroit (EE.UU.), 18 may (EFE).- El presidente estadounidense, Joe...

La Fiscalía enciende alarmas en el norte de México por violencia y homicidios de policías

Tijuana, 17 may (EFE).- La creciente violencia en la ciudad...

Williams Viera | [email protected]
Fotos: cortesía

Esta nota nació en una cancha de fútbol mirándole el rostro a Pascual García, quien, junto a Arelis Marín, escribamoslo así, es gente común, pero busca, a su manera, como tantas otras personas, la redefinición de los valores humanos que se han ‘extraviado’ en las generaciones recientes que transitan por el mundo a través de las redes sociales y que se esconden detrás de un teléfono inteligente o de un computador todo el tiempo.

La historia de esta pareja fue un asunto de curiosidad porque no se encuentra ni en Facebook ni en Google, pero es un acto cotidiano en el que su razón está lejos del dinero.

“Nuestro deseo es sembrar y recordar esos valores que nos inculcaron nuestros padres en la que tenían como base la verdad y la auténtica justicia”, dijo García.

En otras palabras, los valores humanos son aquellos aspectos positivos de nuestra educación que nos permiten convivir con las demás personas de un modo justo hasta lograr el beneficio global como sociedad. Y ello se consigue con el respeto, solidaridad, optimismo, honestidad, sinceridad, amor, amistad, compromiso, perseverancia, generosidad, responsabilidad y tolerancia.

SUS HISTORIAS

García es un inmigrante mexicano procedente de Guerrero, con 42 años de edad y 23 de ellos viviendo en Carolina del Norte, trabajando de sol a sol en las diferentes ramas de la construcción, pero también cortando césped.    

“De algo tenemos que vivir. Trabajamos para el amor porque para comer, Dios da…”, recalcó García, quien, junto a su esposa, Sandra Luz, procreó tres hijos.    

En el caso de Arelis, ella también es de Guerrero, trabaja en una tienda en la que venden repuestos y máquinas de cortar hierba. Es madre de dos niñas y de dos niños.

“Estamos haciendo una tarea devocional en las canchas con los jóvenes que juegan fútbol. Lo iniciamos en mi casa hace un año en que se reunían hasta 40 personas, pero un día decidimos, tanto Pascual como mi persona, ir a las instalaciones deportivas para dar a conocer la Palabra (Dios) y con ella hablamos de los valores morales en este tiempo en que la noticia son los tiroteos, en que gente inocente pierde la vida como si con ello se produjese el mensaje de que debemos estar alertas al ser una de las señales del fin de los tiempos”, dijo Arelis.

“Antes o después de los partidos, los jugadores escuchan el mensaje del Evangelio para que reconozcan los tiempos. Entonces, quienes se acercan a nosotros les exhortamos a que se acerquen a Dios; pero también intercalamos la enseñanza de los valores humanos que debemos de tener en nuestro diario vivir”, finalizó García.

Decálogo
—————-

• Sinceridad: Vivir y relacionarse sin intenciones ocultas con nuestros actos o palabras siendo honesto al tener un comportamiento decente y coherente. Es expresar siempre la verdad.

• Tolerancia: Comprensión y flexibilidad ante situaciones adversas frente a las posiciones y limitaciones de los demás.
• Equidad: Asignación y realización de las funciones sin distinción de raza, credo o procedencia social como un aporte a la construcción de una sociedad equitativa.

• Amor: Es el motor que inicia el dar y el recibir, el convivir, el compartir, el respetar o el confiar. Es uno de los sentimientos más fuertes de un ser humano.

• Gratitud: La mayor recompensa para el que da y el gran gesto del que recibe.

• Bondad: Deseo de hacer el bien, tener buenas intenciones con el resto de personas, ser amable o ayudar de acuerdo con nuestras posibilidades. 

• Respeto: Valorar a los demás al reconocer sus cualidades y tratándolos como usted quisiera ser tratado.

• Responsabilidad: Comprometerse de manera consciente por lo que haga o deje de hacer.

• Profesionalismo: Trabajar con honestidad, calidad y métodos adecuados en el tiempo esperado.

• Humildad: Entender que nadie lo sabe todo. El género humano se mueve entre sus propias limitaciones y sus debilidades.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Latest stories