Homelas CarolinasCharleston SCMes de la Mujer: Kayla Pina Gómez | Es libre cuidando la...

Mes de la Mujer: Kayla Pina Gómez | Es libre cuidando la naturaleza

Date:

Historias Relacionadas

El dominicano Teoscar Hernández se queda con el Festival de Jonrones

Redacción Deportes, 15 de jul (EFE).- El jardinero dominicano...

Trump reaparece coronado como el candidato y el mesías de los republicanos

Milwaukee (EE.UU.), 15 jul (EFE).- El Partido Republicano coronó...

Parte de la selección bicampeona de la Copa América arriba a Buenos Aires

Ezeiza (Argentina), 15 jul (EFE).- Casi 24 horas después...

<Carlos Cárdena | [email protected]
Fotos crédito: Carlos Cárdenas | HOLA News
_______________

> Nacida en Charleston, Carolina del Sur, pero de raíces colombiana y dominicana, es la primera hispana en ser parte de una organización que conserva los parques de esa ciudad.

El contacto de las manos con la tierra, el olor del rocío sobre la hierba verde y el aroma de una flor en primavera, representan para Kayla Pina, la libertad que necesita el ser humano para ser feliz en medio de la naturaleza.

La joven de 23 años de edad, nació en Charleston, Carolina del Sur, pero lleva en su sangre la alegría de una madre colombiana y el sabor caribeño de un padre dominicano.

Esta mezcla de etnias que corren por sus venas, se ve reflejada en el gusto y la atracción por la naturaleza, un amor que descubrió cursando la Escuela Secundaria (High School) cuando de la mano con varias compañeras se encontró con ese afecto ancestral.

“Una bisabuela que nunca conocí, le gustaba cuidar su jardín. Mi madre siempre me estaba diciendo, te pareces tanto a ella, creo que eso lo heredé de mi familia”, dijo Kayla a HOLA News.

HISTORIA

La joven es graduada de la universidad como Administradora Pública, uno de sus primeros trabajos se desarrolló detrás de un escritorio: entre paredes, libros contables y computadores. Un claustro que amenazaba con llevarse sus bellos días de juventud y que solo una ventana dejaba escapar por momentos una pequeña mirada hacia el cielo azul del día, permitiéndole recibir un rayo de sol que iluminaba el sueño de estar libre entre la naturaleza.

“Trabajaba en una oficina, tenía al lado una ventana y a través de ella observaba la belleza de la naturaleza, eran días que pasaban muy lento, muy tristes y grises. En un momento pensé que estaría toda mi vida detrás de ese escritorio”, dijo Kayla. “A veces escapaba de las cuatro paredes y caminaba por los parques y los árboles de Charleston”.

CAMBIO

Su ‘libertad’ llegó al conocer a Charleston Park Conservancy, convirtiéndose en la primera mujer hispana que hace parte del equipo que conserva la belleza de las flores y el verde de los prados de esta ciudad portuaria en Carolina del Sur. La vida de esta joven cambió al ingresar a esta institución, donde se capacitó, hizo un voluntariado y ahora trabaja para la entidad.

La protagonista de nuestra historia recorre a diario, junto a sus compañeros, los parques de la llamada ‘Ciudad Santa’ para encargarse del mantenimiento de los jardines, recogen la maleza y abonan las flores preparándolas para la llegada de la primavera.

“¡Definitivamente! Sin esta oportunidad de aprender y ampliar mi red en horticultura, no sabría realmente dónde estaría ahora”, dijo.

SÍMBOLO

Kayla adquirió un conocimiento muy profundo sobre las flores y algunas plantas. Para ella, algunas representan la fuerza y la resistencia que se debe tener en la vida, como la Caléndula, que es una de sus preferidas o, la Maravilla, muy popular en la comunidad hispana.

“Es algo que valoro profundamente como persona. Por ejemplo, una planta concreta que me gusta, es el ‘helecho cuerno de ciervo’, porque crece en árboles como las orquídeas, pero su forma es tan interesante que nunca puedo dejar de mirarlas cuando me encuentro con una de ellas”, dijo Kayla.

CULTURA

Esta horticulturista reconoce la importancia que tienen las flores que existen en los países de orígen de sus padres, como: la Orquídea, de Colombia y, la Rosa de Bayahibe, de República Dominicana, ésta última, le despierta una gran preocupación por su estado en peligro de extinción.

“Cuando se trata de orquídeas colombianas, pienso en elegancia, felicidad, alegría y gracia.  Creo que esas son cualidades que realmente personifican a ese país y a la gente que vive allí.  A pesar de las constantes luchas que ha enfrentado Colombia, sus ciudadanos siguen intentando ser felices con lo que tienen que es muy poderoso”, finalizó.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Latest stories