HomeDeportes110-105: Los Sixers reaccionan y remontan con épica ante los Grizzlies

110-105: Los Sixers reaccionan y remontan con épica ante los Grizzlies

Date:

Historias Relacionadas

Marcelo Bielsa: “El resultado representó lo que sucedió en la cancha”

Miami (EE.UU.), 23 jun (EFE).- Marcelo Bielsa, técnico de...

Édgar Bárcenas: “No estuvimos preparados a la intensidad que puso Uruguay”

Miami (EE.UU.), 23 jun (EFE).- El centrocampista panameño Édgar...

Maxi Araujo: “Es mejor corregir ganando”

Miami (EE.UU.), 23 jun (EFE).- El uruguayo Ronald Araújo...

Darwin Núñez: “Debemos aprender de los errores”

Miami (EE.UU.), 23 jun (EFE).- El delantero Darwin Núñez,...

Federico Valverde: “Nos costó mucho”

Miami, 23 jun (EFE).- El centrocampista del Real Madrid...

Redacción Deportes (EE.UU.), 23 feb (EFE).- Los Philadelphia Sixers remontaron este jueves ante los Memphis Grizzlies (110-105) un partido en el que fueron por debajo en el marcador hasta que quedaron cuarenta segundos para el bocinazo final.

Para los Sixers, este es su quinto triunfo seguido y su victoria número 17 en 23 partidos ante equipos de la Conferencia Oeste.

James Harden (31 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias) y Joel Embiid (27 puntos, 19 rebotes y 6 asistencias) lideraron a los locales especialmente en los momentos finales.

En los Grizzlies destacó Desmond Bane con 25 puntos y 8 rebotes mientras que Ja Morant tuvo una noche complicada en el tiro (15 puntos con 3 de 16 intentos).

El español Santi Aldama aportó 6 puntos y grandes acciones para los Grizzlies pero tuvo problemas de faltas.

Antes del encuentro, el Wells Fargo Center homenajeó a Mac McClung, ganador del concurso de mates en el-All Star y que tocó la campana de los campeones desde el centro de la pista aunque posteriormente no se vistió.

Los Grizzlies plantearon a los Sixers un partido muy físico, algo habitual en el equipo de Taylor Jenkins y que incomodó a los de Doc Rivers.

A tal punto llegó esa intensidad que Harden se encaró con Dillon Brooks tras un contacto a los pocos minutos de comenzar.

Un 52,4 % en tiros de campo lanzó a Memphis, que contó con un Bane desatado y que se fue hasta los 19 puntos en el primer cuarto con un enorme 4 de 5 en triples.

Los Grizzlies llegaron a doblar en el marcador a Filadelfia tras siete minutos (12-24). Ninguno de los exteriores de los Sixers encontró inspiración desde el perímetro con un pobre 3 de 9.

Con un contundente 22-37 se terminó el primer capítulo pese a que Embiid jugó los 12 minutos.

No todo era acierto ofensivo en los Grizzlies ya que una excelente defensa también se reflejaba en el luminoso. Así, los visitantes alcanzaron los 17 puntos de renta en el segundo periodo.

Además, Jaren Jackson Jr. puso un tapón espectacular a Embiid y reflejó la autoridad de su equipo protegiendo el aro y también la frustración del candidato a MVP, que no se acercaba por entonces a sus números habituales.

Se cerró el aro para los Sixers, que acumularon nueve ataques consecutivos sin anotar. Rivers solicitó tiempo muerto y hubo un cambio notable con un parcial de 8-0 antes de ir a los vestuarios.

En cualquier caso, un triple a tablero de Jackson Jr. dejó el encuentro en 47-59 al descanso.

En la reanudación, Filadelfia logró rápidamente bajar de la barrera psicológica de los diez puntos aunque Memphis seguía moviéndose con comodidad.

Embiid se cobró su particular venganza: le entregó de vuelta a Jackson Jr. el tapón del segundo cuarto y lo amplió con otro sobre Bane. Además, el pívot comenzó a aumentar su producción con 10 puntos en el tercer cuarto.

Pese a ello, Memphis mantuvo el dominio en el marcador con un 75-81 antes del último periodo.

En el desenlace asumieron su responsabilidad Embiid y Harden, que sólo en el último periodo sumaron 8 y 13 puntos, respectivamente.

Se les sumó un excelente Tobias Harris, decisivo con 10 de sus 20 tantos cuando más quemaba la pelota.

En Memphis llegó el turno de jugadores inesperados como el novato David Roddy, que lideró un parcial de 0-6 que hizo pensar en la sentencia con un 86-97 con 6.07 por jugarse.

Los Sixers respondieron con un 7-0 impulsado por la intimidación de Embiid más los triples de Harris.

Fue precisamente él quien devolvió la iniciativa a los Sixers desde el perímetro (106-105) con solo cuarenta segundos por jugarse.

Harden por entonces ya había demostrado que no hay canastas imposibles anotando de tres desde la esquina y terminando la posesión con dos hombres encima.

La confianza de los locales creció y anularon a Memphis, incapaces de anotar ninguno de los tres tiros que tuvieron para empatar en su último ataque (dos de Bane y uno de Jackson Jr.).

Con polémica final y doble falta técnica a Embiid y Brooks, Harris sentenció desde el tiro libre.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Latest stories