Zubimendi pide paso en una ‘reserva’ sub-21 de polivalencia y talento

0
7
552942

FÚTBOL EUROCOPA ESPAÑA

Las Rozas (Madrid), 9 jun (EFE).- 11 jugadores de la selección española sub-21 se quedan, tras debutar contra Lituania (4-0), en la ‘burbuja paralela’ de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para estar a disposición en caso de que lo necesite de cara a la Eurocopa un Luis Enrique que contará con opciones diversas dentro de una generación que cayó en semifinales del Europeo contra Portugal, aún habiendo dominado el partido.

ÁLVARO FERNÁNDEZ (Huesca, 23 años)

La actual generación de la sub-21 arrancó allá por septiembre de 2019 con muchas dudas bajo palos. Dani Martín era el elegido por el cuerpo técnico, con Miguel Ángel España, preparador de porteros, a la cabeza, pero no gozó de oportunidades en el Betis. Sin un titular fijo, Álvaro Fernández emergió como titular en el Huesca y sus actuaciones le valieron el puesto. En una entrevista por EFE en marzo dijo que su espejo es Iker Casillas por, salvando las distancias, sus similitudes en el juego. Guardameta de reflejos, rápido en el uno contra uno y que, reconoce, aún tiene que mejorar en el juego aéreo. Su futuro está en Primera, lejos de un Huesca descendido.

JUAN MIRANDA (Betis, 21 años)

Volver a casa a veces es la mejor opción, y eso le ha pasado a Juan Miranda. Cesión muy difícil en el Schalke 04 tras la que decidió recalar en el Betis, de donde salió rumbo al Barça con 14 años, para reencontrarse. Y lo ha hecho. Lateral izquierdo con gol, más allá de su tanto de falta contra Lituania. Gran zancada y buen disparo lejano que le hacen ser una amenaza también partiendo de posiciones defensivas.

ÓSCAR MINGUEZA (Barcelona, 22 años)

Una temporada que no olvidará jamás. En noviembre de 2020, Ronald Koeman le dio la alternativa y se subió a un tren que cada día coge más velocidad. Asentado en el Barcelona, en una nueva, al principio, demarcación en el lateral derecho, fijo en el fuerte esquema defensivo de Luis de la Fuente en la sub-21 (solo dos goles encajados en todo el Europeo) y ya internacional absoluto. Con el paso de los partidos se va quitando los automatismos de central y apura más línea de fondo. Su figura es importantísima en una convocatoria para un torneo corto por su polivalencia.

ALEJANDRO POZO (Sevilla, 22 años)

La campaña cedido en el Eibar a las órdenes de José Luis Mendilibar le ha curtido y se ha reconvertido a marchas forzadas al lateral derecho, dejando atrás su etapa de extremo encarador en el Sevilla. Estuvo en marzo en el Europeo, pero se perdió la fase final por no llegar al 100% tras una lesión. Pero Luis de la Fuente, gran manejador de grupos, le dio el premio a su trabajo durante toda la fase de clasificación con la llamada a última hora para debutar con la absoluta. Actuó como capitán sin Cucurella en el campo.

MARC CUCURELLA (Getafe, 22 años)

Es el capitán de esta generación. Sin ser titular indiscutible, puede jugar de lateral y de extremo por banda izquierda, en roles muy diferentes a los que tenía a las órdenes de Bordalás por el antagónico estilo de juego respecto a la selección española. Tan hiperactivo en el campo como al hablar fuera de él. Puro nervio. Energía garantizada sobre el terreno de juego.

BRAHIM DÍAZ (Real Madrid, 21 años)

El cuerpo técnico de la selección española sub-21 le esperaba desde hace tiempo. Y llegó su momento. La cesión al Milan sacó del ostracismo en el Real Madrid a un futbolista que había sido un fijo en las categorías inferiores de España. Futbolista diferente que puede jugar pegado a banda derecha como por detrás del punta. Más allá de su calidad en el pase y habilidad para el regate, destaca sobre todo que le puede pegar igual de bien con ambas piernas. Lo demuestra hasta en los penaltis. Frente a Lituania, además de por el gol, ya dejó muestras de ello.

MARTÍN ZUBIMENDI (Real Sociedad, 22 años)

Zubimendi y diez más, esta puede ser la frase con la que arrancaba la charla para preparar la alineación titular en cada partido de la sub-21. Luis de la Fuente le echó el ojo cuando aún estaba en Segunda B a las órdenes de, quizá, el mejor maestro posible como es Xabi Alonso. Y desde el primer momento que le tuvo a sus órdenes, supo que tenía entre sus manos a un jugador especial. Gran posicionamiento sobre el campo, dando salida limpia siempre a sus compañeros, gran toque de balón y capacidad de robo. Lo hace todo más sencillo de lo que parece y con una capacidad física y de sufrimiento -a la primera parte del Europeo de Marzo llegó con fuertes molestias en las costillas y aún así fue titular- por encima de la media. El ideal para sustituir a Sergio Busquets.

GONZALO VILLAR (Roma, 23 años)

“A día de hoy hay mucha gente en España que no me ha visto jugar un solo partido”, dijo a EFE en rueda de prensa tras ser el ‘MVP’ en el debut en el Europeo contra Eslovenia (0-3). En enero de 2020 dejó el Elche rumbo a Italia. La pandemia le afectó por la soledad que vivió en sus primeros meses en la ciudad eterna, pero su ya exentrenador, Paulo Fonseca, le dio tiempo para adaptarse. Jugador de buen pie, con gran golpeo y llegada al área. El ‘Fabián’ de la Sub-21.

BRYAN GIL (Sevilla, 20 años)

El único que no debutó contra Lituania. Ya participó con la absoluta durante el mes de marzo gracias a su excelente nivel en el Eibar que le ha hecho colocarse como una de las grandes promesas del fútbol español. El de Barbate recuerda a los extremos de antaño, siempre buscando el desborde y apurar la línea de fondo. Oxígeno y fútbol diferente para una selección sub-21 que domina los partidos. Aún puede participar en el siguiente ciclo de la sub-21.

YEREMY PINO (Villarreal, 18 años)

Comparte características con Bryan, aunque también acostumbra a jugar por derecha, incluso en categorías menores lo hizo como punta. Es el más joven, pero ha vivido una mili con Unai Emery esta temporada. Se ganó su confianza y hasta jugó la final de la Liga Europa que ganó el Villarreal. Entró a última hora en marzo por la lesión de Mateu Morey y se ganó el sitio como revulsivo de lujo para Luis de la Fuente

JAVI PUADO (Espanyol, 23 años)

El gol en la sangre. Mejor jugador en el 0-0 contra Italia de la fase de grupos y en los cuartos de final contra Croacia, en el que salió del banquillo y anotó un doblete. También fue revulsivo contra Lituania y marcó. Gran físico y olfato de cara a puerta, que es justo lo que le ha faltado a esta generación de la sub-21. Superó una lesión el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda tras debutar con el Espanyol B y ahora vive su mejor momento. Con contrato hasta el 30 de junio de 2022, no le faltan pretendientes.

Óscar Maya Belchí