Yellen defenderá en el G7 el impuesto mínimo global a multinacionales

0
5
546333

EEUU ECONOMÍA

Washington, 3 jun (EFE).- La secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, defenderá este viernes en su participación en el G7 su propuesta de consensuar un impuesto mínimo global para las grandes corporaciones de al menos el 15 %, en un intento por elevar la recaudación y fomentar un campo de juego equilibrado a nivel fiscal.

El viaje de Yellen a Londres supone su primer desplazamiento al extranjero desde que asumió el cargo en febrero pasado.

“La secretaria reforzará el compromiso de EE.UU. con las prioridades políticas destinadas a promover la recuperación global tras la pandemia, entre ellas la medidas de apoyo fiscal, y el acceso y distribución de las vacunas”, indicó el Tesoro en un comunicado.

En mayo, el Tesoro apuntó que la cifra del 15 % es una base para continuar con las conversaciones con la idea de acordar incluso una tasa impositiva superior.

Los ministros de Finanzas del G7 (el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Estados Unidos, Canadá y Japón más la UE) se reunirán presencialmente del 4 al 5 de junio en Londres, como antesala de la cumbre de los líderes de esos países en Cornualles (suroeste de Inglaterra) una semana más tarde.

Además del impuesto mínimo de sociedades, también discutirán una “tasa digital” que se pueda aplicar a las grandes tecnológicas que operan virtualmente en países donde no pagan impuestos al no tener sede física y la necesidad de invertir en infraestructura sostenible para hacer frente a los desafíos de la crisis climática.

Durante las últimas semanas, EE.UU. ha mantenido contactos con responsables del proyecto contra la erosión de la base fiscal de las multinacionales, conocido por sus siglas en inglés, BEPS, que corre a cargo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y del G20.

El Departamento del Tesoro estadounidense explicó que durante las conversaciones ha manifestado su creencia en que “la arquitectura impositiva internacional” debe estabilizarse y que el campo de juego global debe ser justo.

En ese sentido, el departamento liderado por Yellen indicó que debe crearse un ambiente de colaboración entre los países para mantener las bases impositivas y garantizar que la tasa a las corporaciones sea “justa” y responda a las necesidades de la economía del siglo XXI.