Washington.- La Biblioteca del Congreso dejará de almacenar todas las publicaciones realizadas en abierto por los usuarios de la red social Twitter.

Desde que en 2010 la plataforma facilitara a la institución todos los tuits registrados desde su aparición en 2006, la biblioteca nacional “de facto” de EEUU ha ido recolectando todo el contenido generado por los usuarios que tienen su perfil abierto al público en base a un acuerdo firmado entre las dos partes.

Los cambios “significativos” en el uso de las redes sociales en los últimos años, el incremento exponencial de su uso y las modificaciones en el servicio son algunas de las razones que aduce la institución para no continuar con la política de almacenamiento mantenida con los doce primeros años de contenido de Twitter.

La medida se implementó a partir del 1 de enero de 2018, precisó la Biblioteca del Congreso.

Leave a Reply