Luis Miguel publicó “¡México por siempre!”, un regreso a la música tras meses de polémicas, cancelaciones y críticas a su imagen con un disco que sirve de regalo a sus fans de siempre, pero que no lo acercará a nuevos públicos.

El llamado Sol de México, de 47 años, publica un álbum tras siete años de silencio discográfico y se acerca de nuevo al género musical mexicano que tanto éxito le ha dado en el pasado.

“Es un regreso glorioso y triunfal para sus fanáticos. Lo esperaban. Pero creo que Luis Miguel vuelve a repetirse, a buscar la fórmula fácil, y lo veo muy complicado porque el mercado no está listo para el mariachi”, dijo el experto en espectáculos Víctor Hugo Sánchez.

En “¡México por siempre!” Luis Miguel interpreta clásicos como “No me amenaces”, “El Balajú”, “Qué bonita es mi tierra” y “Serenata Huasteca”, esta última popularizada, entre otros, por José Alfredo Jiménez y Pedro Infante.

Una fórmula con la que cosechó mucho éxito con discos como “México en la piel” (2004), con el que ganó dos Grammys y vendió 5 millones de copias en una época en la que la piratería empezaba a hacer estragos en la industria musical.

Pero para Sánchez, quien cubrió durante una década a Luis Miguel, este nuevo álbum es una jugada segura pero poco atrevida. “Sigue sacando discos de mariachi en tiempos de reguetón”, apuntó.

El disco, además, llega en un momento “oportuno”, dijo Sánchez, pues Netflix y Telemundo preparan una serie biográfica del cantante.

El regreso era también necesario tras meses marcados por la cancelación de conciertos, la controversia y los problemas legales.

Aunque Luis Miguel parece no esforzarse para agradar a los medios, sí ha luchado estos meses para recuperar su atractivo y figura, muy criticada en tabloides, que llegaron a viralizar una foto retocada en la que el artista aparecía con muchísimos kilos de más.

En la portada de su disco y su primer sencillo, “La Fiesta del Mariachi”, aparece un Luis Miguel sonriente y muy elegante con un traje de pantalón negro y chaqueta blanca. También visiblemente delgado.

Leave a Reply