Weiwei: “Los cubanos merecen una vida mejor y un Gobierno mejor”

0
3
602280

AI WEIWEI

Oporto (Portugal), 22 jul (EFE).- “Creo que los cubanos merecen una vida mejor y un Gobierno mejor”, sentencia Ai Weiwei. El artista chino, siempre comprometido con los derechos humanos, reaparece este jueves en la ciudad portuguesa de Oporto con un nuevo motivo de lucha, el cambio climático, aunque sin dejar de lado la política.

“Con suerte desembocará en un progreso mejor, más democrático”, dice a Efe sobre las protestas en Cuba el artista chino, que presenta hoy en el museo Serralves de Oporto nuevas piezas para denunciar los riesgos del cambio climático y su impacto, sobre todo en la Amazonía brasileña.

“Ai Weiwei: Entrelazar, Pequi vinagreiro, Raíces, Figuras humanas” es el título de una exposición que se desarrolla tanto en el interior del museo como en sus jardines, en los que se despliegan las obras más impresionantes, como un árbol de 32 metros que recrea un ejemplar de la variedad Pequi, original de Brasil y en peligro de extinción.

Una obra que muestra un tronco seco que fue dividido en segmentos y fueron transportados a China para ser soldados, una pieza que tardó tres años en realizarse.

“En un 99 % está muerto”, explica Weiwei sobre el árbol, que muestra las consecuencias de no frenar el cambio climático, cuyos devastadores efectos se han podido ver en las recientes inundaciones de Alemania.

El artista, sin embargo, cree que la amenaza aún no es evidente para todos.

“Creo que vendrán más (desastres naturales). Puedo ver más cambios climáticos radicales, las temperaturas se han elevado dramáticamente y el resultado serán más inundaciones, más sequías, más hambre y problemas nuevos” por un mayor abismo entre pobres y ricos, sostiene el artista, para sentenciar: “Así que el futuro no será estable”.

En su opinión, “hemos perdido gradualmente el equilibro entre humanos y medio ambiente”.

“Veo un cambio climático dramático, veo a humanos explotando la naturaleza por objetivos innecesarios”, comenta, antes de destacar que, “hiriendo a la naturaleza, el ser humano se hiere a sí mismo porque forma parte de la naturaleza”.

Las reflexiones de Weiwei llegan tras una investigación en Brasil que le llevó a explorar su biodiversidad y a alertar acerca de las preocupaciones sobre el futuro, aspectos de aborda en el trabajo expuesto en Serralves, en cual también da cabida al intercambio de culturas y a la sexualidad.

La inminencia del desastre atraviesa la exposición, realizada con apoyo de la española Fundación La Caixa y donde los trabajos acaparan el mismo número de flashes que Weiwei cuando se baja la capucha de la sudadera o se cubre el rostro con un helecho.

Entre los juegos fotográficos del artista, que reside en la región portuguesa de Alentejo, van finalmente surgiendo las obras, como “Raíces”, que muestra varios troncos de árbol talados, también de la variedad Pequi (original del estado de Bahía), y deja a la vista lo que se hunde en la tierra.

No solo la naturaleza de Brasil es objeto de estudio de Weiwei, también lo es la “sexualidad latente en la cultura brasileña”, según el museo.

Es el caso de “Dos figuras”, obra en la que se representa sobre un colchón el molde de una modelo brasileña que yace junto a otro molde, este del propio artista.

También puede verse la fotografía “Mutuofagia”, en la que aparece el artista desnudo sobre un fondo de frutas tropicales como expresión del “dolor y el placer de dar un mordisco a la cultura de otro y de ofrecer un mordisco de la cultura propia”.

La muestra de Serralves tiene lugar apenas un mes después de que Weiwei presentara en Lisboa una ambiciosa retrospectiva, que no se espera sea competencia, según Rafael Chueca, director corporativo de Fundación La Caixa, pues, destaca a Efe, en cuestiones culturales “no se compite, se suma”.

Los trabajos de Weiwei expuestos en el interior del museo podrán verse hasta el próximo 5 de febrero, en tanto que las piezas en el exterior se mantendrán hasta el 9 julio de 2022.

Por Cynthia de Benito

602280602280