Wall Street cierra mixto y el Dow Jones sube un 0,76 % en una jornada de rebote

0
15
661720

WALL STREET

Nueva York, 13 sep (EFE).- Wall Street cerró este lunes en terreno mixto y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, subió un 0,76 % logrando sellar su rebote tras una semana de pérdidas.

Al cierre de la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones sumó 261,91 puntos, hasta 34.869,63, mientras que el selectivo S&P 500 avanzó un 0,23 % o 10,15 enteros, hasta 4.468,73.

El índice Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes, retrocedió un ligero 0,07 % o 9,91 unidades, situándose en 15.105,58.

La mayoría de sectores corporativos terminaron en verde, encabezados por el de la energía, que se disparó un 2,94 % en paralelo a los precios de los combustibles.

El barril de petróleo intermedio de West Texas (WTI) recuperó el nivel de los 70 dólares por primera vez en mes y medio, y el gas natural alcanzó su mayor precio en siete años.

También subió con fuerza el sector financiero (1,14 %), mientras que el más perjudicado fue el de las empresas sanitarias (-0,61 %).

El parqué neoyorquino se apoyó en las expectativas de los inversores de que la Reserva Federal (Fed) y el Gobierno estadounidense continúen impulsando medidas de estímulo.

La semana pasada, la peor desde febrero para el S&P 500, pesó la incertidumbre sobre la recuperación de la economía en EE.UU. y el calendario para la retirada de estímulos.

Este lunes también tuvo un efecto balsámico el dato sobre los casos diarios de covid-19 en EE.UU., que en media de la última semana ha descendido a 136.000.

“Los mercados han comenzado decentemente esta semana, que esterá notablemente enfocada en los datos económicos de EE.UU. de cara a la reunión de septiembre de la Fed”, comentó el analista Craig Erlam, de la firma Oanda.

Entre las 30 cotizadas del Dow Jones, destacaron los descensos de UnitedHealth (2,65 %), Intel (2,15 %) y Chevron (2 %).

Menos de una decena cerraron en rojo, con las mayores pérdidas para Nike (-2,52 %) y Salesforce (-1,21 %).

En otros mercados, al cierre de Wall Street, el oro repuntaba a 1.794,80 dólares la onza, el rendimiento del bono a 10 años descendía hasta 1,324 % y el dólar ganaba terreno frente al euro, con un cambio de 1,1807.