Wall Street gana un 2,7 % semanal, pendiente del empleo y la Reserva Federal

0
13
513854

BOLSA WALL STREET

Nueva York, 7 may (EFE).- Wall Street cerró la semana con el Dow Jones de Industriales y el S&P 500 adentrándose en territorio récord tras unos datos de empleo en EE.UU. que apuntan a la ralentización en los contratos, pero también a que la Reserva Federal (Fed, banco central) mantendrá su política.

El Dow Jones acumuló un avance del 2,7 %; el S&P 500 progresó un 1,23 % y el índice Nasdaq continuó restando valor, un 1,51 %, lastrado por un sector tecnológico de alta capitalización al que no le benefician la subida de las tasas de interés ni la reapertura económica, frente al teletrabajo o el ocio digital.

En las grandes plazas europeas también se reportaron ganancias semanales: Madrid, un 2,77 %; Londres, un 2,29 %; Milán, un 1,95 %; París, un 1,85 %; y Fráncfort, un 1,74 %

El parqué neoyorquino ha operado sin gran energía, pendiente de los indicadores sobre la salida de EE.UU. de la crisis del coronavirus que tuvieron que esperar al final de la semana.

Por una parte, la cifra de solicitudes de prestación por desempleo siguió en descenso y la semana pasada se descolgó de las 500.000 por primera vez desde el inicio de la crisis del coronavirus, en marzo de 2020.

Pero por otra, el informe de empleo de abril indicó que se está ralentizando la creación de puestos de trabajo, con unos 266.000 frente al millón estimado y un ligero aumento de la tasa de paro hasta el 6,1 %.

“El camino lleno de baches hacia la reapertura total de una economía después de una pandemia se ha puesto a la vista en abril”, dijeron en una nota los economistas de Wells Fargo, si bien expresaron esperanzas.

“Esperamos que la recuperación de empleo vuelva a su cauce en los próximos meses, pero este informe subraya que la Fed (banco central) aún será paciente un tiempo” con sus medidas acomodaticias, agregaron.

El temor al aumento de la inflación ha seguido marcando el compás del mercado, a la vez que algunas compañías advierten que tendrán que subir los precios por el encarecimiento de las materias primas.

A mitad de semana, además, la secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, provocó cierto alboroto con unas declaraciones, luego matizadas, que algunos interpretaron como el augurio de un cambio en la política monetaria.

“Creo que había mucho miedo de cara al (informe), de que el número iba a ser tan bueno que pondría presión extrema en la Fed. Muchos esperaban que fuera el número que empezaría a lastrar a los mercados por ser inflacionario”, opinó JJ Kinahan, de TD Ameritrade.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono público a 10 años ha ido descendiendo cada día de la semana, con su pico mínimo tras conocerse hoy los datos de empleo, y ha pasado del 1,62 % al 1,58 %.

Del lado corporativo, las farmacéuticas y biotecnológicas que producen vacunas contra la covid-19 han sufrido descensos tras la decisión del Gobierno de Joe Biden de apoyar la suspensión temporal de las patentes.

En general, la temporada de resultados trimestrales da sus últimos coletazos y ya han presentado sus datos 439 firmas del S&P 500, de las que más del 87 % han superado las expectativas, de acuerdo con Refinitiv.

En cuanto al petróleo, el barril de Texas, de referencia en EE.UU., terminó con una revalorización del 2,1 % al continuar el optimismo por la recuperación de la demanda, si bien preocupa la situación en la India, y el barril europeo de Brent cerró la semana con un avance del 1,46 %.