Managua, Nicaragua.- Miles de nicaragüenses volvieron a las calles de Managua, para marchar contra el presidente Daniel Ortega, a quien acusan por la muerte de cientos de personas en protestas contra su Gobierno desde abril pasado.

La protesta, escenificada en la zona norte de la ciudad, atrajo a una multitud a pesar de arrestos previos a manifestantes y de una inusualmente nutrida presencia policial que, según los manifestantes autoconvocados, no era para proteger, sino para intimidar.

Los manifestantes recorrieron más de 10 kilómetros en la denominada marcha “Rescatando la patria”, cuyo objetivo fue exigir la liberación de más de 300 “presos políticos” y la renuncia de Ortega y de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Un fuerte dispositivo policial se mantuvo detrás de la protesta en todo su recorrido, que se desarrolló de forma pacífica.

Leave a Reply