Vuelve el ruido al Fernando Martín ante un rival de altura

0
15
667630

BALONCESTO ACB

Madrid, 18 sep (EFE).- Después de un año de silencio, el ruido volverá a hacer retumbar el Pabellón Fernando Martin de Fuenlabrada este domingo (12.30 horas) en el estreno de la Liga Endesa, en el que el Urbas recibe a un rival de altura como el Gran Canaria, un equipo reforzado que aspira a todo.

Los algo más de 2.000 aficionados que volverán a entrar al polideportivo del sur de la Comunidad de Madrid -aproximadamente un 40% del aforo- verán a un Urbas Fuenlabrada bastante similar al que logró la salvación en la parte final de una temporada agitada con muchos cambios de jugadores, que se estabilizó con Josep María Raventós como técnico.

Con la confianza de la entidad para empezar por primera vez una temporada con la máxima responsabilidad, el entrenador barcelonés ha retenido a casi todos los jugadores de su plantilla, incluidas piezas clave el curso pasado como el escolta nigeriano Obi Emegano, el pívot canadiense Kyle Alexander, el alero brasileño Leo Meindl o el sempiterno alero congoleño Christian Eyenga.

Precisamente el jugador africano es la principal duda del equipo fuenlabreño por una lesión muscular en el recto anterior de la pierna izquierda, cuya participación dependerá de cómo responda a las pruebas de última hora. Tampoco estará el pívot Osas Ehigiator, que continúa con la recuperación de la lesión que le tuvo en el dique seco prácticamente toda la temporada pasada.

El mediodía del domingo será el momento para el estreno de los dos nuevos fichajes del Urbas: el pívot serbio Dusan Ristic, del que en los amistosos se le ha visto facilidad para anotar y rebotear en aro ajeno pero al que todavía le falta solidez defensiva en el propio, y el escolta estadounidense Sean Armand, que se espera que sea una de las grandes amenazas exteriores de la plantilla.

“Hemos trabajado para tener un juego lo más vistoso posible, que guste a los aficionados. Y un juego defensivo con los valores aprendidos de ellos”, señaló Raventós en los días previos al encuentro.

No lo tendrá fácil el Fuenlabrada ante un Gran Canaria que es uno de los conjuntos que mejor se ha reforzado en esta temporada. Los de Porfirio Fisac han fichado al pívot del Baskonia Ilimane Diop, al interior ucraniano del Barça Artem Pustovyi; del Zaragoza se han traído al argentino Nico Brussino y al canadiense Dylan Ennis; y además han incorporado al base estadounidense Chris Kramer (Hapoel Jerusalén) y al alero Miquel Salvó (Burgos).

El resultado es un conjunto en el que siete de sus doce jugadores superan los dos metros, e incluso tres superan los 2,10 (Pustovyi y los dos Diop, Ilimane y Khalifa). Un desafío importante para el Fuenlabrada a la hora de afrontar el duelo bajo los aros y también por el exterior, ya que este ‘Granca’ tiene también aleros muy altos, como Brussino y Salvó, ambos de más de 2 metros.

El Gran Canaria tiene algunas problemas de lesiones, ya que el interior estadounidense John Shurna arrastra dolores en un tobillo y el base francés Andrew Albicy tiene “casi imposible” llegar por una lesión muscular que arrastra desde los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

A su favor, el Fuenlabrada tiene que la temporada pasada rompió una racha de cuatro años sin vencer a los claretianos, con una buena reacción en el ecuador del partido y un magnífico Meindl (28 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias para 44 de valoración) para acabar venciendo 102-81. Aun así, de 45 duelos entre ambas canchas, los amarillos han sido dominadores en 28.