•Durante la recreación del peregrinaje de María y José para el nacimiento del Niño Dios, la comunidad hispana participó en un evento organizado por la Biblioteca Pública del Condado Forsyth, el Departamento de Parques y Recreación de Winston-Salem, la Liga Hispana y el supermercado Compare Foods.

Por Williams Viera | [email protected]

Winstom-Salem NC.- El pasado sábado 16 de diciembre, en un extremo del estacionamiento del supermercado Compare Foods, se realizó una pastorela organizada por la Biblioteca Pública del Condado Forsyth, el Departamento de Parques y Recreación de Winston-Salem y la Liga Hispana.

Los asistentes, sin importar el frío, calentaron el ambiente y con velas iluminaron el recorrido de la Virgen y San José hasta que llegaron al pesebre mientras que los peregrinos cantaron villancicos a su paso.

Durante las tres horas del programa, los reunidos en ese espacio, al aire libre, olvidaron las preocupaciones obsesivas de inmigración al igual que las heridas del alma que arrastran en la espalda sin darle tanta importancia a los problemas porque “llega la Navidad y siempre hay un rayo de esperanza en nuestra gente”, dijo Adolfo Briceño, quien hacía el papel de José en el pesebre.

El pesebre

En el Triad, de acuerdo a la misma gente que estaba en la Pastorela, la gran mayoría ya tiene puesto su árbol de Navidad y han reproducido una muestra del ‘nacimiento’, la mayoría sin niño Jesús porque él se pone hasta el día 24 y no antes, como ocurrió en la celebración en las afueras del supermercado hispano. 

“Se hizo así para representar la peregrinación de José y María que trataban, en su tiempo, de buscar alojamiento en Belén antes que naciera el Niño”, dijo Briceño.

En el pesebre también estuvieron los Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltazar que llegaron con oro, incienso y mirra.

Las piñatas

En las afueras de ‘Compare Food’, ubicado en 951 Silas Creek Parkway, en Winston-Salem, se realizaron varias rifas en las que se entregaron dos asadores, una bicicleta y un televisor, pero también se rompieron varias piñatas que tenían siete picos de papel que representaban la soberbia, la avaricia, la envidia, la ira, la lujuria, la gula y la pereza.

Si bien las piñatas hicieron una parodia de los pecados capitales, los niños y algunos adultos sintieron un fervor más que religioso y recogieron los dulces o frutas de estación que cayeron al piso junto a las canastas de colación y dulces confitados típicos de la época.

Todos, en ese lugar, sintieron que la Navidad había llegado para celebrar la vida y para apostar por la paz. Es un paréntesis para el perdón y la aceptación de los otros, sobretodo a los inmigrantes y a los diferentes.

La actividad celebrada por el condado Forsyth en colaboración con Compare Foods fue una muestra de la integración de aspectos de la cultura y tradición hispana en el marco de las fiestas navideñas estadounidenses, donde el tradicional sujeto del traje rojo es indispensable.

“Me gustó la pastorela porque me hizo recordar cómo celebramos en mi país y ver que el verdadero significado de esta época no son los regalos sino la alegría de haber recibido al hijo de Dios entre nosotros, que fue el regalo más grande que los humanos hemos recibido” señaló, Rosalina Reyes, quien asistió al evento.

Posada de La Raza 98.3 FM en El Rodeo Western Wear

Greensboro, NC.- Toda la algarabía y buen humor de los locutores de La Raza 98.3 FM se trasladó este domingo 17 de diciembre al local de El Rodeo Western Wear, en Greensboro, para celebrar una posada navideña.

Decenas de personas se dieron cita al lugar para disfrutar de champurrado y tamales, quiebra de piñatas y rifa de productos de la tienda, que fueron entregado de inmediato a los felices ganadores.

Leave a Reply