Violencia deja seis muertos y 52 heridos de bala en fin de semana en Chicago

0
5
630325

VIOLENCIA

Washington, 16 ago (EFE News).- La violencia dejó 52 personas heridas de bala y seis muertas en Chicago durante el fin de semana, en una escalada de violencia que azota la ciudad, aunque las cifras representan una mejoría comparado con las 73 personas baleadas y 11 muertas del fin de semana anterior, informaron las autoridades.

Las víctimas fatales del fin de semana incluyen una mujer de 70 años de edad y una niña de siete años. En ninguno de los casos las autoridades han divulgado nombres.

La policía informó que dos hermanas, de seis y siete años de edad estaban el domingo en un automóvil estacionado en West Grand Avenue cuando alguien hizo los disparos.

La niña de siete años recibió balazos en el pecho y torso y fue llevada al Centro Médico de la Universidad Loyola donde se certificó su muerte. La otra niña, herida en el pecho y bajo un brazo fue llevada al mismo hospital donde, según la autoridades, “lucha por su vida”.

Unas 12 horas más tarde, una mujer de 70 años de edad fue baleada y murió en el Far South Side de la ciudad. Según la policía, la mujer estaba sentada en su vehículo cuando dos hombres se aproximaron y le dispararon.

En otro incidente en la madrugada del lunes, un niño de 15 años de edad que conducía un vehículo en la Calle West 47, fue baleado en la espalda. El adolescente fue llevado al Hospital Stroger y se encuentra recuperándose.

Poco antes de la medianoche del domingo un hombre de 31 años de edad, que estaba en un restaurante en la Calle East 47, fue baleado varias veces por alguien que se trasladaba en una camioneta gris. Esta víctima se encuentra en condición crítica en el Centro Médico de la Universidad de Chicago.

La policía informó que una mujer de 21 años de edad estaba sentada en el dormitorio de su apartamento, en horas de la noche del domingo, cuando resultó herida en el cuello por una bala que atravesó una pared. La víctima recibió asistencia en el Hospital Masónico de Illinois.

A pesar del número de decesos y de balas disparadas, la cifra representa una mejoría comparado con las 73 personas baleadas y 11 muertas del fin de semana anterior.