San Diego (CA).- El líder del movimiento de veteranos deportados, Héctor Barajas, regresó a Estados Unidos ocho años después de ser expulsado a México para asistir a su ceremonia de naturalización, la primera de un excombatiente deportado.

Barajas, exparacaidista del ejército y quien tras ser repatriado fundara en Tijuana (México) una casa de apoyo para otros excombatientes en su misma situación, volvió a abrazar a sus padres en suelo estadounidense, un momento por el que, sostuvo, nunca dejó de luchar.

Tras haber ingresado por el cruce internacional entre San Diego (California) y Tijuana (México), el veterano se dirigió a las Oficinas del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), en donde ya lo esperaban decenas de excombatientes y activistas.

Leave a Reply