En Orlando, el senador Rick Scott se reunió con representantes de Casa de Venezuela, a quienes ratificó su apoyo al proyecto de conceder un TPS para sus connacionales. / Fotos cortesía Casa de Venezuela Jacksonville.

Jacksonville, FL.- Organizaciones del exilio venezolano agradecieron la aprobación en el Congreso de un proyecto de ley que, si recibe luz verde del Senado, permitirá “salir de las sombras y vivir sin angustias en un país de libertades” a cientos de miles de venezolanos.

Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) y la Venezuela Awarennes Foundation (VAF) reaccionaron con “satisfacción y agradecimiento” a la aprobación de un proyecto para conceder un Estatuto de Protección Temporal (TPS) que libraría de la deportación y permitiría trabajar legalmente a los venezolanos en EEUU.

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 a través del cual Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a los ciudadanos de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.

En un comunicado conjunto, los responsables de ambas organizaciones basadas en Miami hacen votos para que el Senado responda de la misma manera al proyecto presentado por Darren Soto, demócrata, y Mario Díaz Balart, republicano, ambos floridanos.

“Con este primer paso, comienza un camino importante y significativo para aprobar una ley que proteja a los venezolanos que viven en los Estados Unidos, de forma que no puedan ser regresados a Venezuela mientras permanezca en el poder la tiranía de Nicolás Maduro”, dijeron José Colina, presidente de Veppex, y Patricia Andrade, directora de VAF.

La propuesta de Soto, de origen puertorriqueño, y Díaz-Balart, de origen cubano, recibió el aval de la cámara baja con 272 votos a favor frente a 158 en contra, y ahora deberá pasar al Senado, de mayoría republicana, el partido del presidente estadounidense, Donald Trump, donde no está claro que sea aprobado.

Votaron a favor este jueves todos los representantes demócratas (232 votos), 39 republicanos y un independiente, mientras que 158 republicanos se opusieron.
Carmen Giménez, presidenta de USA Refugees & Immigrants, dijo que “sería muy mala política” no aprobar un TPS, porque “los venezolanos, los que tenemos la doble nacionalidad, no nos vamos a rendir y no vamos a votar por él (Trump), y va a perder el estado de Florida” en las elecciones presidenciales de 2020.

Giménez señaló que por lo menos medio millón de venezolanos podrían beneficiarse de la protección migratoria temporal.

Optimismo en Jacksonville
Según Belkys Polanco, miembro de Casa de Venezuela en Jacksonville, la aprobación del TPS para sus connacionales en el Congreso es un paso de avance en la lucha por conseguir un alivio migratorio para un poco más de medio millón de personas.

Polanco destacó que el exgobernador de Florida y ahora senador federal, Rick Scott, se reunión con representantes de Casa de Venezuela, en Orlando, el viernes pasado para mostrarles su apoyo al proyecto de ley que facilitaría que los originarios de este país puedan tener acceso a trabajo, licencia de conducir y un número de seguro social, beneficios que provee un TPS.

De igual manera, el senador Marco Rubio ha dado su respaldo total a la iniciativa que seria discutida en el senado tan pronto los legisladores regresen del receso de verano.
“Queremos estar optimistas de que este proyecto va a avanzar y no queremos estar creándonos expectativas antes de las cosas sucedan”, dijo Polanco a HOLA NEWS.

Los venezolanos en Jacksonville se informaron sobre el TPS y el programa de Asilo, sus diferencias y beneficios en una charla dirigida por la abogada de inmigración Andrea Paola Reyes.

¿TPS O ASILO?
En un afán de aclarar las dudas de los venezolanos sobre las diferencias y beneficios de ambos alivios migratorios, Casa de Venezuela en Jacksonville organizó el pasado 27 de julio un foro informativo.

Con la asistencia de casi 40 personas y la asesoría de la abogada de inmigración Andrea Paola Reyes, los venezolanos fueron informados sobre cada programa, sus alcances y la forma en que se beneficiarían al aplicar a ellos.

“Por supuesto que el asilo nos da un camino a la ciudadanía, mientras que el TPS nos da solo un alivio temporal que puede durar tanto como decida el gobierno. Pero lo importante aquí es que estamos tratando de agotar los recursos legales que nos puedan ayudar a que nuestros hermanos venezolanos puedan tener una oportunidad de legalizarse y dejar de tener miedo a la deportación a nuestro país, del que han huido por las precarias condiciones socioeconómicas y políticas”, destacó Polanco.
Durante el evento y, a pedido del público, la abogada Reyes ahondó en el tema de educación cívica, explicando el trabajo de los gobiernos locales, la legislatura estatal y el Congreso federal, tema que los asistentes agradecieron.

“Conocer cómo funcionan las Cámaras estatales, quienes son nuestros representantes en el estado y a nivel federal y aprender sobre sus roles fue algo que nos abrió los ojos y nos dio paso a crear la idea de, en un futuro cercano, comenzar a ofrecer talleres de educación cívica”, concluyó la activas por los venezolanos.

SHARE

Leave a Reply