Vendido un posible Alonso Cano de los dueños del Caravaggio por solo 12.000 €

0
4
502804

SUBASTA CUADRO

Madrid 28 abr (EFE).- La familia Pérez de Castro, dueña del supuesto Caravaggio que estuvo a punto de ser subastado en Madrid hace unas semanas, vendió otro cuadro, un posible Alonso Cano del siglo XVII, por 12.000 euros (14.484 dólares al cambio actual), una cifra “irrisoria” para este pintor español, que fue adquirido por el anticuario José Antonio Urbina.

El cuadro se encuentra en proceso de restauración, según ha confirmado Urbina, director de la galería Caylus en Madrid, especializada en pintura antigua, en una entrevista con Efe. Una vez que sea restaurado, y certificada la autoría, se estimará su posible precio de venta.

El precio será muy superior, según confía el anticuario, quien reconoce que la cifra por la que lo adquirió es “irrisoria”. Hasta que no se certifique su autoría, prefiere no dar una posible valoración económica del mercado.

“El estado de conservación es muy parecido al Caravaggio, está sucio, tiene repintes y el barniz oxidado y opaco. Lo primero es hacer un proceso de limpieza y luego estudiar la obra”, ha detallado.

La atribución de la obra no será difícil ya que, como el supuesto Caravaggio, aparece en el testamento del político y académico Evaristo Pérez de Castro, el antepasado de la familia dueña de la obra que se atribuye al maestro italiano.

Según se ha descubierto recientemente, la Real Academia española de Bellas Artes de San Fernando hizo una permuta con el político español: la institución le dio un Caravaggio a cambio de un Alonso Cano de su colección.

Cuando el anticuario vio el catálogo en subasta de la Casa Ansorena de Madrid, tanto él como su socio tuvieron “un pálpito”. “Fue un impacto brutal”, asegura.

No tenía ninguna información más allá de las medidas y la técnica, ni sabía que era de los mismos dueños, pero Urbina conoce muy bien la obra de Cano y ha escrito alguna publicación sobre el pintor.

Sí se dio cuenta de que aparecía en condiciones similares al Caravaggio que también vio en la exposición de subasta y que finalmente fue retirado: no tenía marco, estaba en el mismo estado de conservación y era de una época similar.

Si bien el supuesto Caravaggio captó la atención de expertos internacionales, el supuesto Alonso Cano también lo hizo de expertos españoles. La revista especializada española Ars Magazine ya sugería el día después de la subasta que la autoría podría ser de Alonso Cano.

Alonso Cano es, a juicio de Urbina, un artista excepcional que tuvo “la mala fortuna” de estar a la sombra de Velázquez, asegura. El Museo del Prado atesora 57 obras de Cano.

Las obras del pintor granadino fluctúan mucho en subasta, pero en 2002 un lienzo suyo superó los 200.000 euros.

Caylus es uno de los anticuarios más importantes del país y participa en TEFAF, la feria de antigüedades más importante del mundo. Ha sido responsable, entre otras, de la adjudicación y venta al Museo del Prado del “Retrato de la condesa de Chinchón” de Goya.

La Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, responsable de la declaración como Bien de Interés Cultural de las obras, ha declarado a Efe que ahora mismo no tiene pensado abrir expediente para proteger esta obra.