Vecinos de ‘trailas’ denuncian irregularidades

0
537

Jacobo Strimling | [email protected]

Concord, NC.- Afectados por el cierre de la única salida vehicular de en su parque de casas móviles y  abatidos por la calidad del agua que les provee la administración del lugar, residentes del Whitehurst/Countryview, en Concord,  denunciaron ante los medios las irregularidades que viven a diario.

Los inquilinos de este complejo se organizaron  para pedir la intervención de las autoridades de la ciudad y el condado Catawba para solucionar la serie de irregularidades cometidas por  la administración que alquila los terrenos donde  tienen sus viviendas.

En visita de HOLA News al parque de ‘trailas’ el pasado jueves 28 de septiembre, los vecinos denunciaron que la vía de acceso a sus casas se encontraba cerrada desde el 24 de septiembre debido al trabajo de restauración de la cañería del lugar y no habían recibido una respuesta concreta por parte de la administración del complejo, a quien acusan  también de propinarles malos tratos.

“No podemos salir, muchos niños no han podido ir a la escuela y  muchos no hemos trabajado”,  dijo Marlene Ortiz, una de las vecinas afectadas por la situación. “El agua sale así de cochina”,  agregó mostrando una botella que contenía el líquido visiblemente contaminado.

El sistema de agua del vecindario es abastecido desde un pozo privado y está ubicado fuera de los límites de la  jurisdicción de la ciudad y áreas de servicio, por lo que “no tienen autoridad de intervenir”, dijo por su parte la Ciudad de Concord , al remitir la queja al condado Cabarrus.

En el vecindario,  que quedó ‘incomunicado’ por varios días,  hay cerca de 200 casas móviles habitadas en su mayoría por familias hispanas, quienes sufrieron además un corte del servicio de agua debido a la ruptura de la tubería cuando los obreros trabajaban en la reparación del camino de acceso.

Según los inquilinos y el activista Héctor Vaca, de la organización de base ActionNC, fueron los vecinos del lugar quienes se encargaron de arreglar la tubería “para poder bañarse” y no la empresa administradora.

“La gente se ha unido y están luchando por sus derechos”,  dijo Vaca al invitar a la población en general a presionar a los dueños de los terrenos del parque de casas móviles y evitar que los arrendatarios vivan en “condiciones que no son aceptables”.

Multas sin base

Las madres de familia aseguraron que han recibido multas injustificadas, tales como “150 dólares por una persiana rota” y bajo la amenaza de ser desalojados del vecindario.

“Nada de lo que están imponiendo está en el contrato”,  denunció Ortiz, como tampoco existe un área de recreación o lavandería como lo especifican los documentos mostrados en el video grabado por este medio.

Reunidos en una improvisada junta vecinal, Erika Lara, otra de las madres que lidera la denuncia pública, afirmó que los administradores han incrementado “hasta 3 veces en el año” la renta del terreno.

El mismo jueves, la compañía administradora del parque de casas móviles abrió el paso de entrada y salida temporal para los vehículos, sin embargo, las quejas persisten ya que “el puente parece que podría caerse en cualquier momento” y el bus escolar no puede circular por el camino de terracería.

Los vecinos además han denunciado el desalojo de dos familias hispanas por negarse a pagar las multas establecidas por la administración, y trabajan en una petición formal para evitar que una madre sea expulsada de su casa móvil.

Al cierre de esta edición, el Centro Legal de Charlotte, que antes funcionaba bajo el nombre de Legal Services of Southern Piedmont, trabaja en la coordinación de la junta vecinal para solucionar “el problema del agua”.

Leave a Reply