Varsovia critica el fallo del TJUE contra el traslado forzoso de jueces

0
4
687718

POLONIA UE

Cracovia (Polonia), 6 oct (EFE).- El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, calificó este miércoles de “intento de atacar la estabilidad del sistema legal” un fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que cuestiona el traslado forzoso de jueces en Polonia.

Según dictaminó hoy el Tribunal de Luxemburgo, “transferir a un juez, sin su consentimiento, a otro tribunal o a otra sala de un mismo tribunal, puede violar los principios de inamovilidad e independencia de los jueces”.

La sentencia entra en conflicto con las funciones otorgadas a la Sala Disciplinaria que el Gobierno polaco creó en 2017, una de cuyas prerrogativas es precisamente trasladar, aún sin su consentimiento, a cualquier juez del país.

Morawiecki comentó la decisión del TJUE y advirtió que “habrá que ver a qué conduce” pues, según él, “puede llevar, potencialmente, a un profundo caos”, al poner en cuestión los nombramientos de jueces que en los últimos años ha llevado a cabo el Gobierno polaco.

En 2015, el partido gubernamental polaco (Ley y Justicia, PiS) emprendió una profunda y polémica reforma judicial que se materializó en destituciones de jueces, nombramientos de otros nuevos por parte del presidente y la creación de una Sala Disciplinaria con la facultad de, entre otras cosas, sancionar y trasladar a jueces.

La aplicación de la sentencia de Luxemburgo podría sentar jurisprudencia para impugnar los fallos de los “nuevos” jueces, que, recordó Morawiecki, “son cientos de miles” de sentencias.

El caso que ha motivado la sentencia del TJUE es el del juez Waldemar Zurek, quien en 2018 fue movido de distrito contra su voluntad.

Zurek apeló esta decisión ante el Consejo Nacional de la Judicatura polaco, pero este organismo falló en contra del juez, quien entonces elevó una petición ante el Tribunal Supremo.

En su apelación, el juez pidió que todos los jueces de la Sala Extraordinaria de Control y Asuntos Públicos fueran excluidos del caso por considerar que su nombramiento, hecho tras la reforma judicial, no era legítimo.

El Tribunal Constitucional polaco tiene previsto reunirse mañana jueves, tras varios aplazamientos, para decidir si la ley polaca prevalece sobre la legislación europea.