Van Aert vuela en la crono, Pogacar pone en hora su segundo Tour

0
4
597052

CICLISMO TOUR

Saint Émilion (Francia), 17 jul (EFE).- El belga Wout Van Aert (Jumbo Visma) cumplió el pronóstico que le señalaban como favorito en la contrarreloj entre Libourne y Saint-Émilion, con un recorrido de 30.8 kms, en la que impuso su ley volando a 51,4 por hora, jornada en la que el esloveno Tadej Pogacar ratificó su maillot amarillo con una octava plaza que fue suficiente.

Sin asumir riesgos, conservador,Pogacar (UAE Emirates) marcó la hora para celebrar su segundo Tour consecutivo. Será este domingo en París, donde le acompañarán en el podio el danés Jonas Vingegaard (Jumbo Visma) y el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos). Los corredores del top 10 conservaron sus puestos, con Enric Mas (Movistar) sexto y Pello Bilbao (Bahrain) noveno como los mejores españoles.

Van Aert (Herentals, 26 años), tres veces campeón mundial de ciclocrós, ganador de clásicas como la Milán San Remo, Amstel Gold Race y Strade Bianche, se embolsó la quinta victoria de etapa en el Tour con autoridad, marcando en meta un tiempo de 35.53 que nadie pudo superar.

El campeón belga adelantó en 21 segundos al campeón danés Kasper Asgreen (Deceuninck) y en 32 a su compañero danés del Jumbo y revelación del Tour Jonas Vingegaard. En modo defensivo, sin jugarse el pellejo, Pogacar rodó asegurando en las curvas. Acabó octavo a 57 segundos. Suficiente, y listo para ir pensando cómo celebrar a sus 22 años el segundo Tour consecutivo.

No había discusión por la primera plaza. Algo más por el resto de puestos del top 10, pero todos quedaron como salieron de Pirineos. En la etapa el mejor español fue Jonathan Castroviejo, a 1.47.

Enric Mas cerró la crono a 2.29 y mantuvo la sexta plaza de la general, mientras que Pello Bilbao, quien se tuvo que deshacer de la radio durante el recorrido, liado con los claves, se dejó 3.13, pero defendió con éxito la novena plaza

VAN AERT MARCA TERRITORIO DESDE EL PRINCIPIO

Una crono disputada con mucho calor sobre un recorrido para contrarrelojistas puros, de fuerza, decorado por los inmensos viñedos de la famosa ruta de Aquitania. Los alicientes se centraban en la disputa de puestos secundarios.

Vingegaard y Carapaz, separados por 6 segundos salieron a discutir el segundo y tercer puestos, mientras que por los siguientes optaban Kelderman y O’Connor. Más asequible lo tenía Enric Mas, con margen ante Lutsenko.

El campeón danés Kasper Asgreen (Deceuninck) marcó la primera referencia importante en meta con 36.14 minutos, tiempo que mantuvo al nórdico en la silla caliente largo rato. Concretamente hasta la llegada meteórica de Wout Van Aert, superando el registro anterior en 21 segundos, a 51,4 por hora.

Palabras mayores las del campeón belga, segundo clasificado en la primera crono de Laval y ganador de etapa en línea en la jornada del Mont Ventoux y final en Malaucene. Sin duda, la crono del subcampeón del Mundo en ruta y contrarreloj, la preparó a conciencia, la tenía entre ceja y ceja, sabiendo que la ocasión era muy propicia. Era improbable que la bestia negra del pelotón, Pogacar, saliera a comerse el asfalto sin necesidad de asumir riesgos, pues contaba con una renta de 5.45 sobre el segundo clasificado.

POGACAR, RIESGO CERO, A UN PASO DE PARÍS

Pogacar, ambicioso casi siempre, no fue esta vez el “Canibal”, ese corredor que sometió a sus rivales en la primera crono de Laval y luego en el Grand Bornand y en las cimas pirenaicas del Portet y Luz Ardiden. El ciclista de Klanec, de 22 años, pasó lejos de los mejores corredores en los pasos intermedios.

En el kilómetro 7 ya había decido 17 segundos en el paso de Pomeral respecto a Van Aert, y en el 20, en La Montagne, la diferencia ya era de 38. Su octava plaza en meta a 57 segundos le servía perfectamente para proclamarse virtual ganador de la 108 edición del Tour de Francia.

Pogacar se dará el paseo triunfal en París. En el Tour 2020 sorprendió al mundo desbancando en la última crono a su compatriota Primoz Roglic, ahora en el sufrimiento individual pudo disfrutar del recorrido, regulando esfuerzos, entre los viñedos que producen caldo se fama mundial.

Con vino, con champán, o con lo que desee, Pogacar tiene preparada la alfombra roja en los Campos Elíseos de París. El maillot amarillo, y rey de la montaña puso el reloj en hora para dar otro paso histórico. Con 22 años, doble ganador del Tour.

Este domingo la jornada final de homenaje al vencedor tendrá un trayecto de 108,4 kilómetros entre Chatou y los Campos Elíseos de París.

Carlos de Torres

597052597052