Vacaciones con corazón

0
13

Las vacaciones son para desconectar. La idea es olvidarse por unos días del trabajo, del despertador, de las prisas y de los horarios estresantes. Sin embargo, es necesario mantener las buenas costumbres para que nuestra salud cardiovascular no se resienta.

Los especialistas de la Fundación Española del Corazón nos ofrecen algunas recomendaciones a tener en cuenta durante las vacaciones. La primera de ellas es hidratarse y cuidar la alimentación.

En este sentido, señalan que no hay nada de malo en comer fuera de casa siempre que controlemos las grasas y la sal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerda que para tener una alimentación sana es preciso comer frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales. Así, recomienda consumir frutas y hortalizas en, al menos,  cinco porciones diarias.

Otro de sus consejos es limitar el consumo de grasa al 30% de la ingesta calórica diaria.

Del mismo modo, la OMS indica que hay que limitar el consumo de sal a menos de cinco gramos al día (lo que equivale a una cucharadita de café) y consumir sal yodada.

En lo relativo a la hidratación, es necesario recordar la importancia de beber agua con regularidad, sobre todo durante el verano.

Síndrome del corazón en vacaciones

Además de llevar una dieta razonable e hidratarse de manera adecuada, los expertos de la Fundación Española del Corazón subrayan la importancia de tomarse la medicación también durante el verano.

Los especialistas destacan la necesidad de intentar evitar el síndrome de la clase turista que consiste en una dificultad en el retorno de la sangre al corazón, lo que fuerza su acumulación en las venas de las piernas y puede llegar a formar un coágulo que, si se libera a la circulación, es posible que produzca una embolia pulmonar, indican. Esto sucede cuando pasan largos periodos sin movilizarse, como cuando se viaja en avión, por ejemplo.

A modo de prevención, aconsejan elegir los asientos situados en los pasillos cuando viajemos en avión, para poder levantarnos cada cierto tiempo y aprovechar para caminar un poco. De hecho, manifiestan que lo recomendable es hacerlo al menos una vez cada hora.

Controlar el alcohol que tomamos es importante no solo cuando vayamos a viajar en avión, sino durante todas las vacaciones, un periodo en el que tendemos a consumirlo más que en  nuestro día a día habitual.

SHARE

Leave a Reply