Uruguay quedó en el debe

0
9
553177

FÚTBOL CATAR 2022

Montevideo, 9 jun (EFE).- A cuatro días del comienzo de la Copa América, Uruguay quedó en el debe. Dos puntos de seis en una doble fecha de eliminatorias es poco cuando la intención es lograr una nueva clasificación al Mundial.

Si bien ese mismo balance obtuvieron equipos como Chile o Argentina, sabe a poco para lo que esperaba la Celeste, que, no obstante, salió de la doble cita un puesto más arriba (cuarto) que al iniciarse la fecha gracias a los resultados ajenos en una tabla que comanda Brasil con extrema comodidad.

Por esto, la principal preocupación para el equipo más veces campeón de América no pasa por ese lado sino por lo poco que mostró en los últimos 180 minutos.

Jugadores lejos de su nivel, variantes difíciles de entender, juego colectivo casi nulo y poca creación fue el saldo de los encuentros frente a Paraguay en Montevideo y ante Venezuela en Caracas.

Es cierto que en el primero de estos juegos Uruguay fue perjudicado por un grueso error arbitral, pero no es menos cierto que el tanto anulado a Jonathan Rodríguez fue la única jugada peligrosa que generó la Celeste.

Tabárez apostó por un sistema táctico con tres defensores y dos laterales que debieron preocuparse más por la marca que por el ataque. Por eso, muchas veces el equipo llegó a quedar hasta con nueve futbolistas de la línea del centro hacia atrás.

Esto, sumado al poco aporte ofensivo de Federico Valverde y Rodrigo Bentancur, hizo que Luis Suárez prácticamente no tuviera opciones de anotar.

Poco arropado por sus compañeros, el atacante del Atlético de Madrid recién se pudo soltar con el ingreso del joven Facundo Torres.

A los 21 años, el centrocampista ofensivo del Peñarol hizo su debut en la selección mayor y encendió a los hinchas que no pudieron gritar en el Centenario, pero que destacaron su aporte en las redes sociales.

Pidiendo cada balón y rematando cuando se le presentaron las oportunidades, el futbolista se ganó el derecho a ser titular en Venezuela.

Allí, Uruguay volvió a mostrar una imagen pálida y alcanzó los 287 minutos sin gritar un gol.

Aunque esta vez Tabárez optó por un clásico 4-3-3, el equipo apenas generó un par de oportunidades de marcar y solo mejoró cuando Nicolás de la Cruz saltó desde el banco para tomar las riendas del armado.

Del otro lado y al igual que frente a Paraguay, Fernando Muslera se vistió de héroe y con un vuelo espectacular evitó lo que pudo ser una catástrofe. En su vuelta tras varios meses alejado de la selección por una lesión, el portero fue la figura más importante del equipo.

A pocos días de la Copa América, los dos últimos juegos no mostraron el panorama más alentador para que la Celeste pueda conseguir su decimosexta estrella a nivel continental. Sin embargo, no hay que olvidar algunas cosas importantes.

Una de ellas es que en Brasil, Uruguay recuperará a Edinson Cavani, quien se perdió estos dos partidos por una suspensión. También se sumarán Maxi Gómez, Darwin Núñez y Giorgian de Arrascaeta, que fueron bajas médicas por distintos motivos.

Otra es que los dirigidos por Tabárez han mostrado mejores resultados cuando se concentran muchos días para afrontar un torneo.

Esto se vio en los mundiales de Sudáfrica, Brasil y Rusia. De igual manera sucedió en la Copa América de Argentina, la última en la que Uruguay gritó campeón y de la que ahora se cumplen 10 años.

Ahora, cuatro de sus principales referentes llegan con 34 años, mientras que otro lo hará con 35. Por ello, todo hace indicar que este torneo podría ser el último en que Suárez, Cavani, Muslera, Cáceres y Godín podrían alzar un trofeo.

¿Será la última Copa América de ellos y de Tabárez?

Esa pregunta se la hacen muchos uruguayos y una gran parte de estos coinciden que sí. Por eso, creen que las ganas de estos de volver a celebrar será clave para que la gente tenga una alegría en momentos difíciles.

553177553177