Urías es líder ganador; Correa y Grandal dos jonrones; Maldonado grand slam

0
8
548363

BÉISBOL GRANDES LIGAS

Houston (EE.UU.), 5 jun (EFE).- El mexicano Julio Urías se encargó de llevar la serpentina de elite al montículo y luego de una victoria estrenó el liderato de triunfos en las Grandes Ligas que lo dejaron también como el latinoamericano más destacado de la jornada.

Si Urías brilló sobre el montículo, con los toletes el campocorto puertorriqueño Carlos Correa y el receptor cubano Yasmay Grandal pegaron dos jonrones cada uno y el boricua Martín Maldonado conectó grand slam.

Urías lanzó cinco episodios con los Dodgers de Los Ángeles, que vencieron 9-5 a los Bravos de Atlanta.

En camino a la victoria, Urías (8-2) permitió cuatro imparables, un cuadrangular y una carrera, dio dos pasaportes y retiró a cinco por la vía del ponche.

El serpentinero mexicano mandó 83 lanzamientos, 53 viajaron a la zona perfecta del strike contra 20 bateadores y al descender de la lomita puso en 3,48 su promedio de efectividad.

Urías se enfrentó a los Bravos por primera vez desde que los superó en tres entradas perfectas en el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Con su victoria, su octava en lo que va de temporada, Urías estrena el liderato en el apartado de triunfos de las Grandes Ligas.

El mexicano comparte el primer lugar con el abridor de los Cardenales de San Luis, Jack Flaherty.

Correa pegó dos jonrones y su compatriota y compañero, el receptor Maldonado, conectó grand slam, liderando a los Astros de Houston a la paliza de 13-1 que le dieron en el diamante a los Azulejos de Toronto.

Correa (10) mandó la pelota a la calle en dos ocasiones, iniciando el castigo en el quinto episodio sin corredores por delante contra los lanzamientos del abridor surcoreano Hyun-Jin Ryu.

En la octava entrada superó al relevo Tyler Chatwood y volvió a desaparecer la pelota llevando a dos compañeros en el camino.

Correa, que se fue de 5-2, terminó con cuatro carreras remolcadas.

Maldonado (4) también sacó la pelota del campo en la sexta entrada contra Ryu cuando estaba la casa llena y restaba sólo un out para concluir el episodio.

El veterano receptor, que ha encontrado su mejor momento de juego ofensivo, impulsó cinco carreras.

Mientras que su compañero, el antesalista cubano Aledmys Díaz (3), también desapareció la pelota en el séptimo episodio, sin corredores en el camino.

Otro cubano, Grandal se encuentra encendido con el bate, y pegó par de vuelacercas que ayudaron a los Medias Blancas de Chicago a vencer por 9-8 a los Tigres de Detroit.

Grandal (9) mandó la pelota a la calle por primera vez en la noche en el segundo episodio al encontrar los disparos que le hacía el abridor Spencer Turnbullm, sin compañeros en el camino.

En la séptima entrada volvió a sacar la pelota del campo al encontrar la serpentina del relevo dominicano Rony García, sin compañeros por delante.

Grandal estuvo perfecto en su trabajo con el bate luego de pegar dos veces en el mismo número de viajes a la caja de bateo, remolcó dos carreras y entró tres veces a la timbradora.

El abridor dominicano Freddy Peralta lanzó siete entradas y un tercio con los Cerveceros de Milwaukee, que superaron 5-1 a los Diamondbacks de Arizona y siguen por el camino de la recuperación como equipo ganador.

Desde el montículo, Peralta (6-1) permitió un imparable, una carrera, dio tres pasaportes y retiró a nueve bateadores por la vía del ponche.

Peralta enfrentó a 26 bateadores con un total de 109 lanzamientos, mandando 70 a la zona del strike y puso en 2,25 su promedio de efectividad.

El receptor venezolano Omar Narváez (5) pegó de vuelta completa en el octavo episodio, sin corredores por delante, contra la serpentina del cerrador Kevin Ginkel.

El dominicano Rafael Devers pegó batazo de cuatro esquinas bueno para tres anotaciones y los Medias Rojas de Boston vencieron 5-2 a los Yanquis de Nueva York, en el primer partido de la serie de tres que van a disputar en el Bronx los eternos rivales de la División Este de la Liga Americana.

Devers (15) mandó la pelota a la calle teniendo a dos corredores por delante y un “out” en la pizarra.

Con su jonrón Devers queda tercero en el apartado de cuadrangulares de las Grandes Ligas y lo convirtió en uno de los factores ganadores que han tenido los Medias Rojas en lo que va de la nueva temporada.EFE

rm/pdh/og