Unidad financiera del Gobierno indaga la inmobiliaria del fiscal de México

0
19
760206

MÉXICO CORRUPCIÓN

Ciudad de México, 7 dic (EFE).- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del Gobierno mexicano investiga las transferencias millonarias de una empresa inmobiliaria cuyo socio es el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, según publicó este martes el diario El Universal.

Los documentos filtrados al periódico muestran que la UIF indaga transferencias de entre 2015 y 2021 de la Inmobiliaria Algerman, de la que son socios Gertz Manero y su yerno José Antonio Martí, además de tener como representante legal a Juan Ramos López, actual subprocurador de delitos federales.

La empresa, presuntamente, realizó entre esos años transferencias electrónicas en las que mandó 119 millones de pesos (5,6 millones de dólares) y recibió 35 millones de pesos (casi 1,65 millones de dólares) a nivel internacional y de supuesta manera irregular.

Las transferencias abarcan el periodo en el que Gertz Manero ha sido titular de la Fiscalía General de la República (FGR), a la que llegó en 2019 propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Además de estos montos, el reporte de El Universal destacó también que en 2020 la inmobiliaria recibió una transferencia por 1 millón de dólares de una cuenta del Banco Credit Suisse y otra transferencia de 1,5 millones de dólares a través de Scotiabank México.

Pese a que el diario reportó los números de folio de los documentos, la UIF envió una breve carta después de su publicación para afirmar que “el supuesto informe no existe”.

Esta filtración es adicional al reporte hecho por el mismo diario el lunes, cuando publicó que la UIF investigaba a Gertz Manero por su amplio historial en transacciones millonarias y autos de lujo.

Lo más llamativo fue que entre 2013 y 2021 el fiscal gastó, en poco más de un año, 109 millones de pesos (5,4 millones de dólares) en autos de lujo.

También sobre esta primera filtración, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que depende de la Secretaría de Hacienda, respondió que “es completamente falsa. El supuesto ‘informe’ no existe”.

Pero la información sacudió a la política nacional porque coincidió con otra filtración hecha al diario Reforma de una denuncia anónima ante la FGR por el presunto enriquecimiento ilícito de Santiago Nieto, extitular de la UIF.

Nieto renunció a la UIF en noviembre pasado tras una polémica boda en Antigua, Guatemala, tachada de “suntuosa” por el presidente López Obrador y a la que asistieron empresarios y altos políticos del oficialismo y la oposición.

Cuando Nieto dirigió la UIF tuvo roces públicos con el fiscal Gertz Manero por el rumbo de las investigaciones, pero ahora el titular es Pablo Gómez, cercano a López Obrador.

El presidente no se ha pronunciado sobre estos actos, pero en pasadas acusaciones hechas contra el fiscal ha reiterado que “es un hombre de su confianza”.

Gertz Manero, de 82 años, asumió el cargo de fiscal general de la República a comienzos de 2019 a propuesta de López Obrador, quien siempre ha defendido su actuar.

El llamado zar anticorrupción de México era considerado uno de los hombres de confianza de López Obrador y asumió la UIF en diciembre de 2018, cuando comenzó el nuevo Gobierno.