Una ONG pide a la UE que coordine el desembarco urgente de 572 rescatados

0
8
584630

CRISIS MIGRATORIA MEDITERRÁNEO

Roma, 6 jul (EFE).- La organización humanitaria SOS Méditerranée, cuyo barco de rescate Ocean Viking lleva a bordo 572 personas rescatadas en seis operaciones de salvamento en los últimos días, ha instado hoy a la Unión Europea (UE) para que coordine su desembarco de forma urgente.

“Hacemos un llamamiento a la UE para que coordine su desembarco urgente en un lugar seguro”, dijo Luisa Albera, coordinadora de búsqueda y recate a bordo del Ocean Viking, ante “la continúa ausencia de coordinación por parte de las autoridades marítimas” y después de la complicada operación llevada a cabo este lunes.

En ese último rescate “extremo”, que duró más de cinco horas, 369 personas fueron evacuadas de un bote de madera sobrecargado que estuvo a punto de zozobrar varias veces y que tuvo que ser estabilizada con unos dispositivos especiales antes de trasladar a los supervivientes, muchos de ellos en camillas.

“Lo que hemos visto en el mar en los últimos días es desgarrador. No solo salvamos a cientos de personas -que se arriesgaron a morir en el mar en lugar de quedarse en Libia- sin ninguna coordinación de las autoridades marítimas, sino que también vimos los restos de otras embarcaciones interceptadas por la Guardia Costera libia, incluso en la zona de salvamento de Malta”, dijo Albera en un comunicado.

Añadió que “todas las personas interceptadas son devueltas por la fuerza e ilegalmente a Libia, que no puede considerarse un lugar seguro según el derecho marítimo” e instó a la UE a que “como mínimo, coordine el desembarco de los 572 supervivientes a bordo de nuestro barco a un lugar seguro”.

En los últimos días, el equipo médico del Ocean Viking ha tratado a los migrantes de quemaduras por combustible y sol, deshidratación y agotamiento extremo, así como a dos menores en situación de discapacidad: uno de ellos, que padecía parálisis parcial, fue encontrado a bordo de una embarcación de madera con su silla de ruedas.

El Ocean Viking es el único que opera en estos momentos en el Mediterráneo Central en espera de que en las próximas horas se incorpore a la zona el Open Arms, de la homónima organización española, tras más de dos meses y medio bloqueado en puerto.

Las autoridades italianas mantienen bloqueadas por presuntas irregularidades otras cinco naves humanitarias: la Sea Eye 4, el Alan Kurdi y los Sea Watch 3 y 4, a las que se sumó el sábado el Geo Barents, de Médicos Sin Fronteras.

En los primeros seis meses del año, más de 720 personas murieron en el mar y unas 15.000 fueron interceptadas por los guardacostas libios y devueltas ilegalmente a Libia, un puerto que no es seguro y donde los migrantes sufren torturas y hasta violaciones sexuales, según las ONG de rescate.