Una ofensiva del Gobierno sirio en zona de desescalada deja 41 muertos en 18 días

0
47
570613

SIRIA CONFLICTO

El Cairo, 24 jun (EFE).- Más de 40 personas han muerto desde el 6 de junio en la denominada zona de distensión, en el noroeste de Siria, creada para evitar choques entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados opositores en torno al último bastión rebelde del país, informó este jueves el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El área ha sido escenario de “una gran escalada” desde el día 6 por parte de las tropas gubernamentales, milicias afines a ellas y Rusia, principal aliada del presidente Bachar al Asad, que han lanzado “decenas de cohetes y proyectiles de artillería”, dijo la ONG con sede en el Reino Unido pero una amplia red de colaboradores sobre el terreno.

Al menos 41 personas han fallecido desde el día 6 hasta el día de ayer, 19 de ellas civiles, incluidas seis mujeres y cuatro niños, así como 22 combatientes de las facciones opositoras, detalló el Observatorio en una nota.

Además, al menos 63 personas han resultado heridas durante la ofensiva, la mayoría de ellas civiles, añadió la ONG, que atribuyó la mayor parte de las víctimas a los ataques con cohetes “a menudo de fabricación rusa”.

En total, el Observatorio ha contabilizado el lanzamiento de alrededor de 2.000 proyectiles, además del desplazamiento de unas 1.500 personas pertenecientes a 355 familias de la zona de los montes Zawiya, en la provincia de Idlib, debido al aumento de la violencia.

La zona de distensión o desescalada fue acordada en Sochi en 2018 entre Rusia, que defiende los intereses de Damasco, y Turquía, valedora de la oposición armada y que domina una franja de territorio en el norte de Siria de la que ha expulsado a las milicias kurdosirias.

Dicha zona se extiende por varias provincias y rodea la de Idlib, último bastión opositor de Siria, prácticamente controlada por el Organismo de Liberación del Levante, en el que se incluye la exfilial siria de Al Qaeda y otras facciones islamistas y rebeldes.