Una mujer presidirá por primera vez la mayor empresa estatal boliviana

0
10
304162

BOLIVIA HIDROCARBUROS

La Paz, 12 oct (EFE).- La boliviana Katya Diederich se convertirá en la primera mujer en presidir la mayor empresa estatal del país, la petrolera YPFB, tras la renuncia de Ricardo Botello por motivos de salud confirmada este lunes.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) confirmó en un comunicado el nombramiento de Diederich como su nueva presidenta, un hecho que calificó de “hito histórico” al tratarse de la primera mujer que estará al frente de la petrolera desde su fundación en 1936.

La toma de juramento está prevista para este martes, señaló la empresa estatal, que destacó también la trayectoria de Diederich en el sector petrolero en empresas como YPFB Chaco, YPFB Transporte y Gas TransBoliviano, la firma operadora del gasoducto que lleva gas natural boliviano a Brasil.

Nacida en la región oriental de Santa Cruz, esta administradora de empresas tiene una “amplia experiencia en el desarrollo de negocios internacionales, gestión estratégica y administración comercial principalmente en Brasil, Argentina y Bolivia”, resaltó la compañía.

Diederich será, además, el cuarto presidente de YPFB en los once meses del Gobierno interino de Jeanine Áñez y el duodécimo en los últimos catorce años.

Su predecesor, Ricardo Botello, estuvo en el puesto desde mayo pasado y renunció en esta jornada alegando que “sufre algunas secuelas” de la COVID-19 “que lo obligan a alejarse del cargo”, según otro comunicado de YPFB.

La petrolera es la empresa más grande del Estado boliviano y un motor de la economía de país, al tener a cargo la dirección total del sector de hidrocarburos tras la nacionalización decretada por Evo Morales en su primera gestión gubernamental en 2006.

En los últimos catorce años, la firma no ha estado libre de los escándalos de corrupción que derivaron en cambios de su presidente al menos en una decena de ocasiones.

La venta de gas natural es uno de los principales ingresos estatales en Bolivia, con Brasil y Argentina como sus principales clientes, pero sus precios dependen del petróleo, cuya cotización llegó a caer a negativo hace unos meses por la crisis del coronavirus.

Leave a Reply