Un museo de Miami instala un sistema contra las inundaciones por huracanes

0
16
501879

HURACANES ATLÁNTICO

Miami, 27 abr (EFE).- Con la próxima temporada de huracanes en el Atlántico a la vista, que empezará de forma oficial el 1 de junio, el Museo Vizcaya de Miami presentó este martes un sistema de protección contra las inundaciones que provocan tormentas y huracanes.

Este museo, ubicado frente al mar y cuyo sello distintivo son unos imponentes jardines exteriores, presentó hoy el sistema Tiger Dam, que consiste en cilindros de caucho que se rellenan con agua y pueden colocarse unos encima de otros para formar una barrera de hasta 32 pies (9,7 metros) de altura.

Como explicó en la presentación el subdirector de horticultura y agricultura urbana del museo, Ian Simpkins, la implementación del sistema surgió a raíz de los daños que sufrió la villa en la que se levanta el museo por el paso del huracán Irma en 2017, y que dejó daños de “millones de dólares” a la institución.

Un video mostró imágenes de los jardines exteriores completamente inundados y daños en la cafetería de este museo, que se convierte en el primer sitio en Florida que acoge este sistema ya usado en otros estados.

La finca Vizcaya, construida entre 1914 y 1923, debe su existencia al hombre de negocios James Deering, quien hizo su fortuna en la industria agrícola y decidió ubicar en Miami su casa de invierno.

Con un mobiliario entre sus paredes que data de finales del siglo XVIII y principios del XIX, la casa se encuentra rodeada de jardines clásicos, que rememoran las fincas señoriales típicas de Italia y Francia, y que se extienden hasta el mar por el que se puede acceder a través de un embarcadero con forma de barcaza al estilo medieval.

Originalmente, la finca constaba de 180 acres (72,8 hectáreas), que se ha reducido a 50 acres (20,2 hectáreas) actuales ya que la familia cedió parte a un hospital caritativo y la archidiócesis católica.

La próxima temporada de huracanes en el Atlántico será la primera que refleje el nuevo promedio de actividad ciclónica en esta cuenca elaborado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, en inglés).

De esta forma, el promedio actualizado de una temporada de huracanes en el Atlántico, que ha tomado en cuenta el periodo de 30 años comprendido entre 1991 y 2020, aumentó hasta 14 tormentas con nombre y 7 huracanes.

El anterior promedio de actividad, basado en los registros acumulados entre los años 1981 y 2010, era de 12 tormentas con nombre y seis huracanes, indicó la NOAA.

En el caso de huracanes de categoría mayor (3, 4 o 5 en la escala de intensidad Saffir-Simpson), se mantiene un promedio de 3 ciclones.

María Torres, meteoróloga del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos, destacó recientemente la preparación con antelación para cada temporada de huracanes, así como tomar en cuenta los peligros mortales que conllevan las inundaciones provocadas por la marejada ciclónica.

“A veces tomamos a la ligera las inundaciones y vemos que muchas de las fatalidades en los últimos años han sido debido a las inundaciones, a la marejada ciclónica, es decir, al agua del mar que entra tierra adentro”, precisó.

La Universidad Estatal de Colorado (CSU, en inglés), en EE.UU., dijo que este 2021 habrá una actividad “superior al promedio anual” y tendrá 17 tormentas tropicales con nombre en la cuenca atlántica.

El pronóstico anual de la CSU refleja además ocho huracanes y cuatro de ellos mayores, es decir, con vientos sostenidos de unos 178 kilómetros por hora.

501879501879