Un fallo en una subestación dejó sin luz a decenas de municipios en Brasil

0
4
668676

BRASIL ENERGÍA

Sao Paulo, 19 sep (EFE).- Un falló en una subestación dejó sin luz durante alrededor de una hora de la noche del sábado a decenas de municipios de la región sureste de Brasil, informó este domingo el operador eléctrico nacional, que descartó que el episodio tenga relación con la grave sequía que padece el país.

La eléctrica Furnas, subsidiaria del grupo estatal Eletrobras, que está en vías de privatización, indicó en una nota que se produjo “un fallo” en su subestación de Rocha Leao, situada en Río de Janeiro, “sobre las 21.21 hora local” del sábado (00.21 GMT del domingo).

Al menos 62 municipios de Minas Gerais y otros 13 de Río de Janeiro, dos de los tres estados más poblados de Brasil, sufrieron un apagón que se prolongó durante alrededor de una hora hasta el total restablecimiento del servicio, según las empresas concesionarias.

“Las protecciones actuaron correctamente para aislar la falla, provocando el apagado de todos los equipos”, señaló Furnas, que actúa en los segmentos de generación y transmisión.

Tras el incidente, “el equipo técnico de Furnas inició puntualmente los trámites para restablecer el suministro al distribuidor”, completó.

Las causas de esa caída generalizada de la energía son aún desconocidas y serán objeto de una investigación por parte de los órganos responsables.

Por su parte, el Operador Nacional del Sistema Eléctrico (ONS) informó este domingo que “evaluará” lo sucedido, aunque resaltó que “no tiene relación con la crisis hídrica” que atraviesa el país, la peor de los últimos 91 años, según estimaciones oficiales.

La severa sequía afecta sobre todo al sureste y centro-oeste de Brasil y ha provocado que los embalses que abastecen a las hidroeléctricas de esas dos regiones estén en los niveles más bajos de las dos últimas décadas.

En este marco, un reciente informe del Tribunal de Cuentas de la Unión filtrado por el portal G1 advirtió que las medidas adoptadas por el Gobierno en relación a la crisis hídrica son, hasta ahora, insuficientes para evitar un racionamiento de la energía en los próximos meses.

El Ejecutivo ha descartado de plano esa posibilidad, aunque al mismo tiempo ha pedido a la población hacer un consumo racional de la luz.