UE: Londres no dejó más “alternativa” al bloque que emprender medidas legales

0
12
452354

BREXIT R.UNIDO

Londres, 16 mar (EFE).- El embajador de la Unión Europea ante el Reino Unido, Joao Vale de Almeida, dijo este martes que el Gobierno británico no dejó más “alternativa” al bloque que emprender medidas legales contra su violación unilateral del protocolo para Irlanda del Norte, contenido en el tratado del Brexit.

“No creo que el Gobierno nos dejara con ninguna otra alternativa a esto, para ser francos, y lamentamos la situación”, afirmó el diplomático en declaraciones a BBC Radio 4.

“Mirando los hechos, creemos que el Gobierno ha infringido una disposición sustancial del protocolo que se aplica en Irlanda del Norte, pero también la obligación de (actuar con) buena fe”, declaró.

El Ejecutivo del primer ministro conservador, Boris Johnson, aseguró el lunes que su decisión de retrasar los controles aduaneros en Irlanda del Norte previstos en el acuerdo del Brexit está dentro de la legalidad, después de que Bruselas iniciara un procedimiento de infracción del tratado internacional que firmaron ambas partes.

“Hemos dejado claro que las medidas que hemos tomado son temporales”, dirigidas a “minimizar las fricciones en Irlanda del Norte y proteger las vidas cotidianas de la gente que reside allí”, indicó a Efe un portavoz gubernamental.

Como parte del acuerdo sobre la retirada británica de la UE, Londres y Bruselas pactaron que las mercancías que crucen entre la región británica del Úlster, en la isla de Irlanda, que permanece en el mercado único comunitario, y Gran Bretaña se someterían a controles aduaneros a partir de abril.

El Gobierno británico, sin embargo, anunció de manera unilateral a principios de mes que retrasará esas inspecciones al menos hasta el 1 de octubre para dar tiempo a las empresas a adaptarse.

En consecuencia, la Comisión Europea inició el lunes un proceso de infracción formal por supuesta violación del acuerdo del Brexit y, como primer paso, envió una “carta política” al Ejecutivo de Londres en la que pide que “rectifique” y renuncie a las medidas anunciadas.