Ucrania se prepara para una posible invasión migratoria de Bielorrusia

0
2
734841

POLONIA BIELORRUSIA UCRANIA

Kiev, 15 nov (EFE).- Ucrania se prepara para la repetición en su frontera de la crisis migratoria entre Polonia y Bielorrusia y acusa a Rusia de estar detrás de la llegada masiva de migrantes indocumentados a las puertas de la Unión Europea (UE).

“La mayor parte de la frontera no está protegida. No hay barreras físicas entre nuestros países”, comentó a Efe Artem Shevchenko, portavoz del Ministerio del Interior de Ucrania.

Ucrania comparte 1.084 kilómetros con el país vecino, más del doble que Polonia con Bielorrusia, escenario desde hace una semana de un contencioso con la UE por el flujo de miles de inmigrantes de Oriente Medio.

MEDIDAS PREVENTIVAS EN LA FRONTERA

“Una parte de la frontera se encuentra en zonas inaccesibles cubiertas por bosques, pantanos y ríos. Es imposible cruzar ahí. Pero en las áreas accesibles hay pocos pasos bien equipados”, explicó.

De esos más de mil kilómetros, las autoridades han identificado 270 kilómetros de riesgo potencial.

“Son áreas conectadas a la frontera por carretera, donde la gente puede ser transportada de manera organizada. Las zonas más vulnerables está en la región de Volyn, fronteriza con Polonia, ya que los inmigrantes no tienen como destino a Ucrania, sino a la UE”, apuntó.

Interior ha solicitado al Gobierno una financiación adicional de 190 millones de grivnas (más de 6 millones de euros) para instalar alambre de espino, cuando el coste total del alambrado serían unos 7.000 millones de grivnas (unos 230 millones de euros).

“La situación podría afectarnos directamente. Por eso tenemos que recurrir a todas las medidas necesarias, para estar preparados”, dijo el domingo Oleksiy Danílov, secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, durante una reunión en Lust, a 150 kilómetros de territorio bielorruso.

En caso de necesidad, Kiev se propone declarar el estado de emergencia en cinco regiones fronterizas. Por de pronto, la Rada Suprema (Legislativo) abordará el viernes este asunto.

Además, la pasada semana 8.500 efectivos de la guardia fronteriza, la guardia nacional y la policía fueron enviados a la frontera con Bielorrusia para evitar la entrada de migrantes irregulares.

OPERACIÓN RUSA DE DESESTABILIZACIÓN

Danílov considera que lo que ocurre actualmente en la frontera polaco-bielorrusa “no es una crisis humanitaria, sino otra operación especial de la Federación Rusa dirigida a desestabilizar la situación en Europa y en nuestra frontera”.

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, abordó hoy este asunto en Bruselas con el secretario general de la OTAN, Jen Stoltenberg.

“Me gustaría que los líderes bielorrusos fueran más amistosos con Ucrania para que pudiéramos considerar el flanco norte como un lugar seguro, pero lamentablemente no es así”, dijo en rueda de prensa.

Kuleba aseguró que Kiev “está haciendo todo lo posible, tomando todas las medidas, cooperando con los socios más cercanos, para reforzar nuestra defensa en el flanco norte, para asegurar la protección de nuestro país desde todos los lados”.

En su opinión, “la maniobras militares de Rusia, la crisis energética en Europa, el uso dramático de migrantes como armas en las fronteras de Polonia y Lituania con Bielorrusia, y la masiva desinformación (…) todos son elementos de la guerra híbrida de Rusia en la comunidad europea y euroatlántica”.

Según el jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania, Iván Bakánov, a día de hoy no hay riesgo de que el flujo migratorio vaya a ser redirigido a Ucrania.

“Pero el control de la situación es escaso. Si las condiciones climatológicas o la situación con la covid-19 se deteriora, la gente puede empezar a moverse en otra dirección. Es por eso que tenemos que prepararnos”, agregó.

LOS MIGRANTES NO SON BIENVENIDOS

Las autoridades ucranianas aseguran que no acogerán a los inmigrantes irregulares y advierten a sus ciudadanos de que no les ayuden a cruzar desde suelo bielorruso.

“Me gustaría advertir a los mangantes que viven en las cinco regiones limítrofes contra cualquier intento de ganar dinero ayudando a los ilegales a entrar en el país. Eso van contra los intereses nacionales”, dijo Oleksiy Reznikov, ministro de Defensa.

A su vez, Shevchenko explicó a Efe que Ucrania tiene un acuerdo de readmisión con Minsk que le permitiría devolver a aquellos que crucen la frontera ilegalmente.

“Tenemos derecho a deportar a los indocumentados y las autoridades bielorrusas están obligados a aceptarlos”, apuntó.

Olga Tokariuk