Tusk anuncia que está “preparado” para volver a la política polaca

0
11
547226

POLONIA POLÍTICA

Cracovia (Polonia), 4 junio (EFE).- Donald Tusk, que dirigió el gobierno polaco entre 2007 y 2014, sugirió su retorno a la política polaca después de su etapa como presidente del Consejo Europeo en una entrevista televisada este viernes, en la que también ha mostrado su apoyo a la candidatura de Rafal Trzaskowski como próximo líder de la oposición.

Tusk, de 64 años, afirmó estar “mental y emocionalmente preparado” para “tomar cualquier decisión que ayude a cambiar el curso de los acontecimientos” en la política de su país, en referencia al gobierno por mayoría del partido ultraconservador Ley y Justicia (PiS), y dijo estar dispuesto “a hacer cualquier cosa para evitar que PO (Plataforma Cívica, formación que presidió) se convierta en historia”.

Preguntado por la razón que le podría empujar a retomar la actividad política en su país, Tusk declaró que su familia, que vive en Polonia, “ama mucho el lugar donde vive”, y que esa es “una de las razones, aunque no la única” que le impulsa a “pensar seriamente en lo que está sucediendo y en cómo ayudar a cambiar la situación”.

El político nacido en Gdansk, que cambió la presidencia del gobierno polaco para dirigir el Consejo Europeo entre 2014 y 2019, es considerado como una de las figuras más importantes en la historia de la democracia en su país, y asegura que “la sensación de que estás en política para cambiar la realidad es la más emocionante” y que, en cambio, “la política puede ser muy aburrida cuando no tienes poder ejecutivo”.

Tusk, que recibió el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia en 2017, confirmó que en los últimos días ha mantenido contactos “discretos” con los líderes de la oposición, a la que encuentra “estancada”, “sin sinergia”, y necesitada de “entendimiento”, pero declaró que su intención “no es echar arena en las ruedas” ni “estorbar” sino ayudar a ganar las próximas elecciones.

Acerca de la profunda crisis de PO, que según las encuestas recientes ha dejado de ser el principal partido de la oposición y tiene la menor intención de voto de su historia, Tusk reconoció que el actual líder de la formación, Borys Budka, “probablemente no tiene la confianza de la gente en este momento” aunque lo elogió por haber asumido el cargo en un momento muy difícil.

Tusk mostró su apoyo al que fuera candidato a la presidencia en las elecciones de 2020, el actual alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, del que dijo que “si logra ponerse en marcha podrá contar con todo mi apoyo”.

Al comentar el plan de recuperación económica que el gobierno del PiS consiguió sacar adelante con el apoyo de la izquierda y desechando las propuestas de PO, Tusk aseguró que “es una mentalidad bolchevique” provocar divisiones en el ámbito político.

El ex primer ministro advirtió que, si bien “la guerra (del gobierno) contra las mujeres y (el colectivo) LGBT ha terminado por el momento, ahora empezará una ofensiva contra los emprendedores, los que quieran construir”, en alusión al incremento de impuestos para los grandes salarios planeado por el gobierno.