Turín, punto de partida

0
7
324415

FÚTBOL BARCELONA

Barcelona, 29 oct (EFE).- La victoria del Barcelona en Turín (0-2, Dembélé y Messi) abre una puerta a la esperanza en el club del Camp Nou, que firmó su mejor partido en la etapa Ronald Koeman, con una figura emergente: Pedri González (17 años).

–Pedri González

En Turín, este joven tinerfeño se presentó a la Europa futbolística con una demostración de clase y desparpajo. Abrió el campo por la derecha, se midió con el experimentado Juan Cuadrado y sacó lo mejor de sí mismo. Con diecisiete años, llama a la puerta de algo grande.

–Primera victoria en Turín

El Barça jugó su primer partido en Turín hace 50 años y desde entonces ha ido midiéndose al Juventus en diferentes escenarios, sin conseguir la victoria. Anoche fue su primer triunfo. Tampoco Ronald Koeman, ni como jugador ni como entrenador, había conseguido ganar nunca un partido en Italia.

–La mejoría de Messi

El argentino, que no está en sus mejores horas, ofreció síntomas de recuperación ante el cuadro de Andrea Pirlo. Jugó más arropado, el equipo estaba más por él y generó unas cuantas acciones de peligro. Marcó, de nuevo de penalti, para cerrar la victoria.

–El efecto Dembélé

Fue quien abrió el marcador con una acción de desborde y un afortunado remate. Actuó por la derecha y se mostró muy activo en los uno contra uno, su especialidad.

–Griezmann, dos postes

El francés se ofreció y tuvo grandes ocasiones para acabar con el gafe que le persigue. Estuvo más participativo, remató dos veces a los postes, pero le faltan centímetros para culminar sus acciones. Lleva un gol en los últimos diecinueve partidos.

–Ronald Araujo luce en el eje central

Ante la baja de Gerard Piqué por sanción, Koeman confió en este joven uruguayo para acompañar a Lenglet en el eje defensivo. Mantuvo un gran duelo con Alvaro Morata y resolvió bien la papeleta mientras estuvo en condiciones físicas. Tuvo que ser sustituido en el descanso.

–Pjanic vuelve a casa

El bosnio Miralem Pjanic, habitualmente suplente, jugó de titular ante su equipo (el Juventus), haciendo pareja en el doble pivote con Frenkie de Jong. Le faltaron automatismos.

–Y todo ello sin presidente

Fue el primer partido del Barça sin Josep Maria Bartomeu, que en la víspera había presentado la dimisión junto con toda la directiva.

Francisco Ávila

324415

Leave a Reply