Túnez cierra escuelas y restringe la movilidad por la situación catastrófica

0
20
490451

CORONAVIRUS TÚNEZ

Túnez, 18 abr (EFE).- El Gobierno tunecino endureció hoy las restricciones de movimiento y ordenó el cierre de las escuelas hasta el próximo 30 de abril en un intento por frenar la escalada de contagios por la covid-19 en el país, que con apenas once millones de habitantes atraviesa lo que las autoridades sanitarias consideran una situación catastrófica, con los hospitales saturados y los decesos al alza.

A partir de este domingo la circulación de todo tipo de vehículos a motor estará prohibida a partir de las 19.00 horas local (18.00 GMT), aunque el toque de queda se mantendrá a las 22.00 horas.

A partir del lunes, además, los colegios permanecerán cerrados y se impondrá la educación a distancia en institutos y universidades para reducir igualmente el desplazamiento de personas, restringido ya entre provincias.

De igual forma, se incrementarán la vigilancia y se multará a aquellos locales de restauración que no respeten los horarios establecidos o sean permisivos con las medidas de prevención, como el uso obligatorio de las mascarillas y la distancia social.

Las nuevas medidas entran en vigor tras un duro pulso entre la presidencia de la República y el Gobierno y entre llamamientos de los expertos a endurecer las medidas para frenar una pandemia al alza que hasta la fecha ha infectado a 282.000 personas y se ha cobrado la vida de 9.639 más, con una media diaria actual de 2.000 nuevos casos y la segunda mayor tasa de mortalidad de África.

SATURACIÓN HOSPITALARIA

El viernes pasado, el jefe de la comisión parlamentaria contra la corrupción, Badreddine Gammoudi, pidió al gobierno que exija a las clínicas privadas que pongan a disposición del ministerio de Sanidad las cerca de 400 camas hospitalarias -150 de ellas de reanimación- que supuestamente están aún libres ante la saturación de los hospitales públicos, que ya han alcanzado el límite de su capacidad.

Médicos en primera línea de lucha contra la Covid-19 confirmaron a Efe que la situación es dramática en la mayoría de los hospitales nacionales, con enfermos en sillas y pasillos y con los sanitarios obligados a elegir en algunos casos a los que tienen más opciones de sobrevivir al designar las camas.

Souhail Alouini, miembro del comité científico nacional y consejero de la Organización Mundial de la Salud (OMS), insiste en que la situación es catastrófica y advierte que “se deben tomar medidas firmes, hoy mejor que mañana, y aplicarlas antes de que sea demasiado tarde”.

Según un comunicado difundido por el ministerio de Salud solo el martes se detectaron 2.649 nuevas infecciones en 8.541 análisis realizados.

PAZ SOCIAL FRENTE A RESTRICCIONES

El deterioro se produce en medio de un pulso político entre el gobierno, partidario de imponer restricciones más duras, y el presidente de la República, el conservador populista Kaïes Said, que ha presionado para que esas medidas sean aligeradas.

El viernes, el mandatario -enfrentado al Gobierno desde hace dos meses- aseguró en público que entendía la necesidad de endurecer las medidas sanitarias pero instaba la mismo tiempo al gobierno a tener en cuenta “el clima social” en el país, con protestas en las redes sociales en contra de su decisión de adelantar tres horas el toque de queda durante el mes de ayuno o Ramadán, que comenzó este martes.

En la misma línea se pronunció el mismo día el líder de la Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), uno de los centros de poder más influyentes del país con cerca de tres millones de afiliados, Noureddine Taboubbi.