• Desde este 1 de enero entró en vigor la ley que,  según analistas económicos,  aumentará en 1.500 millones la deuda pública de EE.UU.

Redacción HOLA News/EFE  |  [email protected]

Greensboro, NC.- Considerada como su primer gran triunfo legislativo, el presidente Donald Trump, firmó finalmente la ambiciosa reforma fiscal que incluye notables recortes de impuestos para empresas y trabajadores.

En un acto en la Casa Blanca, antes de partir para sus vacaciones navideñas en Florida el pasado 22 de diciembre, el mandatario selló la propuesta legislativa aprobada en el Congreso con el respaldo de la mayoría republicana en la Cámara y el Senado, después de semanas de intensas negociaciones.

Trump aseguró sentirse “muy honrado” de la aprobación de esta reforma fiscal, que calificó de nuevo como “la mayor de la historia” de EEUU.

La norma implica, entre otros aspectos, la rebaja del impuesto que pagan las empresas del 35 % al 21 %, y en menor medida para los trabajadores.

“Es una ley para crear empleos (…) Las empresas se van a volver literalmente locas”, afirmó Trump ante los periodistas.

Incrementará deuda pública

El recorte de impuestos aprobado supone agregar 1.500 millones  de dólares a la deuda pública, que actualmente ya supera los 20.000 millones de dólares, en los próximos diez años, según datos de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO), algo que el mandatario considera se equilibrará con el impulso generado en la economía.

Según un análisis de la cadena noticiosa CNN, una reforma tributaria ocurre en EE.UU. cada 30 años aproximadamente y representa algunos cambios inmediatos que las familias podrán notar tan pronto como reciban su primer pago salarial en 2018.

Se espera que durante la temporada de declaración de impuestos a comenzar a mediados de enero, las familias verán un incremento en sus devoluciones, tendrán acceso a un mayor crédito por cada hijo o dependiente y podrán reclamar créditos por intereses pagados en concepto de prestamos estudiantiles. 

“Esta fue una gran victoria para los empleados que están intentando avanzar en su educación, mejorar el crecimiento de sus salarios y de su movilidad en el mercado laboral, como lo hacen muchos jóvenes”, indicó Kathleen Coulombe, asesora principal de relaciones gubernamentales en la Society of Human Resource Management, según el artículo publicado por CNN.

A grandes rasgos, a los jóvenes entre 24 y 34 años  les irá bien bajo este plan tributario, destaca el análisis de la cadena noticiosa, recalcando que se pagarán impuestos a una tasa más baja, al menos durante los primeros 10 años de vigencia de esta ley.

De acuerdo al Acta de Empleo y recorte de Impuestos (nombre oficial de esta reforma fiscal) los individuos que tienen ingresos de hasta $9.525 se mantendrán pagando una tasa impositiva del 10%, como han venido haciendo. Aquellos con ingresos o salarios hasta $38.700 pasarán de tener deducciones del 15% a un 12% bajo esta nueva ley y, en general, todos los demás niveles verán una reducción del 3% en sus retenciones de ‘taxes’ en cada ciclo de pago.

En el caso de las familias, las que ganen hasta $19.050 al año continuarán teniendo una retención del 10%, mientras las que se encuentran en el rango hasta los $77.400 comenzarán a experimentar una deducción del 12%, tres puntos menos que la anterior ley de impuestos.

Es decir, una familia cuyos ingresos anuales suman $47.000, recibe en promedio $903.85 cada semana antes de deducciones de impuestos y $768.27 luego de aplicar el 15% de descuentos en concepto de ‘taxes’. Bajo esta ley, a partir de su primer ciclo de pago, recibirá $795.39 como pago final, es decir, unos $27 más cada semana.

El mandato de tener seguro médico fue derogado en la nueva ley, esto implica que los que no obtengan un seguro médico bajo la Ley de Salud Asequible (ACA) o Obamacare, ya no deberán pagar la multa obligatoria.

“Pero al dejar en cero sanción impositiva por no tener seguro de salud, el proyecto de ley de la reforma tributaria debilita efectivamente a Obamacare, que este año cubre a más de 12 millones de personas, incluidos muchos jóvenes”, destaca CNN.

El hecho de revocar el mandato que exige que todos los estadounidenses tengan atención médica derivará en que aproximadamente 4 millones menos de personas estarán cubiertas para el primer año cuando entra en vigencia la derogación, llegando a 13 millones en 2027, según la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Leave a Reply