Triunfo obligado en Atenas para mantenerse con vida

0
8
467682

BALONCESTO EUROLIGA

Vitoria, 29 mar (EFE).- El TD Systems Baskonia está obligado este martes en Atenas a superar el choque ante el Panathinaikos, que no se juega nada en la clasificación, para mantenerse con vida en la Euroliga y seguir optando a los “playoffs” de la competición continental.

Tras superar al Armani Milán en Vitoria, los baskonistas acumulan ocho triunfos en los nueve últimos encuentros que han disputado y entran en las quinielas para clasificarse a la próxima fase europea, aunque tendrán que mirar de reojo con lo que ocurre en otros duelos.

Zenit, Real Madrid o Valencia son los rivales más directos en estos momentos pero todo pasa por hacer sus deberes. Para ello, deberán dejar atrás las estrepitosa derrota ante el Herbalife Gran Canaria en la Liga Endesa y recuperar las sensaciones que dejó el equipo ante el conjunto italiano de Ettore Messina.

La ausencia del nigeriano Tonye Jekiri tendrá que ser suplida por los senegaleses Ilimane Diop y Youssoupha Fall, que no han aprovechado las ocasiones hasta el momento.

Enfrente estará un Panathinaikos que se ha quedado fuera de las eliminatorias previas a la Final a Cuatro que se disputará en Colonia (Alemania) y que suma diez triunfos, siete menos que los vascos. Además acumula una racha negativa de seis derrotas en siete encuentros, algo de lo que se debe aprovechar un Baskonia al alza.

La duda de Nemanja Nedovic en el cuadro ateniense se antoja importante ya que es el máximo anotador de los verdes en la competición, aunque los de Dusko Ivanovic no podrán descuidar a Ioannis Papapetrou o Georgios Papagiannis, los griegos más destacados en la plantilla dirigida por Oded Kattash.

Pero desde hace unas semanas, las miradas están puestas en Mario Hezonja, recién llegado de la NBA, que absorbe gran parte del juego heleno.

En el choque de ida los vitorianos superaron con comodidad a los griegos, 93-72, pero no ganan en el Oaka desde la temporada 2015-16, en un partido de “playoffs” que les sirvió para alcanzar su última Final a Cuatro en Berlín.