Trinidad y Tobago firma un acuerdo con Shell para explotar un campo de gas natural

0
6
737692

TRINIDAD Y TOBAGO ENERGÍA

San Juan, 17 nov (EFE).- El territorio caribeño de Trinidad y Tobago firmó un acuerdo con la compañía Shell que permitirá la explotación de los yacimientos de gas natural del campo de Loran, que se extiende hasta la frontera marítima con Venezuela.

El primer ministro del país, Keith Rowley, presentó este miércoles públicamente el acuerdo firmado entre el Gobierno de Trinidad y Togago y las compañías Shell Trinidad y Tobago Limited y Shell Trinidad y Tobago Resources.

Rowley indicó que el contrato afectará al campo de aguas poco profundas que se extiende junto al límite marítimo entre Trinidad y Tobago y Venezuela.

El campo Manatí tiene unas reservas calculadas de aproximadamente 800 billones de metros cúbicos de gas.

Rowley subrayó que el proyecto será uno de los mayores desarrollos de gas natural que se ha llevado a cabo en la historia del país caribeño.

“El proyecto creará oportunidades para la industria de servicios de energía y otros proveedores”, dijo el primer ministro, tras señalar que el campo Manatí forma parte del campo transfronterizo Loran-Manatí, situado entre Trinidad y Tobago y Venezuela.

ACUERDO ENTRE LOS DOS PAÍSES

El mandatario recordó que en agosto de 2010 Trinidad y Tobago y Venezuela suscribieron el llamado Acuerdo de Unificación para la Explotación y Desarrollo del Campo Loran-Manatí.

Sin embargo, la ausencia de compromiso definitivo para realizar la inversión necesaria por las partes hizo que ese recurso permaneciera inactivo.

Por ello, los dos países acordaron posteriormente el desarrollo individual de cada una de sus franjas del Campo Loran-Manatí.

“Si bien la imposición de sanciones de Estados Unidos -contra Venezuela- puede haber descarrilado temporalmente nuestra iniciativa transfronteriza, no se espera que esta situación dure indefinidamente”, dijo Rowley.

OPORTUNIDAD PARA TRINIDAD Y TOBAGO Y SHELL

El gobernante agregó que la decisión de proceder de forma independiente en el desarrollo de los campos transfronterizos creó la oportunidad tanto para el Gobierno, como propietario de los recursos, como para Shell como contratista para avanzar en la explotación de las reservas de gas natural.

“El anuncio de hoy es la culminación de las negociaciones entre el Ministerio de Energía y Shell, una iniciativa que significa el compromiso para cumplir con los requisitos nacionales de gas natural”, indicó el primer ministro.

Rowley señaló que el contrato de producción compartida para Manatí es por un período de 25 años y destacó que Shell ha sido y sigue siendo un socio importante para Trinidad y Tobago en el desarrollo del sector energético, además de en iniciativas transfronterizas con el Gobierno de Venezuela.

Rowley expuso que, si bien el sector energético seguirá siendo el pilar de la economía de Trinidad y Tobago, su Administración es consciente de la necesidad de dar mayor peso a otros sectores productivos.

Trinidad y Tobago y Venezuela cancelaron oficialmente en febrero de 2020 el acuerdo firmado para desarrollar de forma conjunta un campo de gas natural a lo largo de su frontera marítima en el área de Loran-Manatí a causa de las sanciones de Estados Unidos contra la petrolera estatal del país suramericano PDVSA.