Tribunal de Canadá fuerza a médicos a referir pacientes a servicios de aborto

0
19
99869

CANADÁ ABORTO

Toronto (Canadá), 15 may (EFEUSA).- Los tribunales de Ontario, la principal provincia canadiense, decidieron hoy que los médicos no se pueden oponer a referir a sus pacientes a otros doctores para que proporcionen servicios de aborto o muerte asistida a pesar de sus objeciones morales o religiosas.

El Tribunal de Apelaciones de Ontario confirmó hoy la decisión de otro tribunal de la provincia que en enero de 2018 determinó que aunque la imposición de enviar pacientes a otros doctores que proporcionen servicios que ellos objetan infringe la libertad de religión, los beneficios al público justifican la medida.

La decisión del tribunal canadiense se produce al mismo tiempo que el Legislativo de Alabama ha aprobado un proyecto de ley que prohíbe el aborto y desafía la legalidad de esta práctica, consagrada en un fallo del Tribunal Supremo federal de 1973.

La imposición fue establecida por el Colegio de Médicos y Cirujanos de Ontario, pero varias organizaciones cristianas recurrieron a los tribunales para su eliminación al entender que infringe con sus derechos constitucionales.

En enero del año pasado, el Tribunal Superior de Justicia de Ontario rechazó la demanda de los grupos cristianos y razonó que la imposición de referir pacientes “daña los derechos de libertad religiosa de los demandantes tan poco como es posible razonablemente” para lograr el acceso a la sanidad del público.

El Tribunal Superior de Ontario también dijo que las opciones sugeridas por las organizaciones cristianas “comprometerían el objetivo de asegurar el acceso a la sanidad en muchas situaciones, a menudo a miembros vulnerables de nuestra sociedad”.

Entre los grupos que se oponen a referir pacientes por motivos de conciencia están la Sociedad Cristiana Médica y Dental de Canadá, la Federación de Sociedad Médicas Católicas y Médicos Canadienses por la Vida.

Los demandantes apelaron la decisión del Tribunal Superior al alegar que el tribunal había otorgado más peso a los posibles problemas de acceso a la sanidad que a los derechos de los médicos.

Por su parte, el Colegio de Médicos y Cirujanos de Ontario argumentó que la práctica de la medicina es un privilegio y no un derecho y que la imposición de enviar pacientes a otros doctores para que reciban tratamientos es una medida que equilibra las creencias de los doctores con el acceso a la sanidad.

SHARE

Leave a Reply