Tres gobiernos regionales polacos retiran las declaraciones de “zona libre de LGBT”

0
7
678205

POLONIA HOMOSEXUALES

Cracovia (Polonia), 28 sep (EFE).- Tres parlamentos regionales polacos decidieron sustituir su declaración de “zona libre de LGTB” por un documento “sobre la defensa de los derechos y libertades fundamentales” que ensalza “la tradición” y defiende la “tradición cristiana”.

El alcalde de Cracovia (sur) saludó este martes como positivo este cambio, adoptado por el gobierno regional de Pequeña Polonia, provincia de la que su ciudad es la capital.

Las asambleas regionales de Lublin (sur) y Podcarpacia votaron resoluciones similares y se unieron así a la provincia de Swietokrzyskie (Santa Cruz, sur), que la semana pasada se convirtió en la primera provincia en desvincularse de la polémica declaración.

En todos los casos, los parlamentos regionales han optado por cambiar el documento en el que se proclamaban “zonas libres de LGTB” por una declaración en la que afirman su “adherencia a la tradición, el respeto al trabajo, la propiedad, la cordial hospitalidad y, por encima de todo, el respeto por la dignidad y los derechos de todo ser humano”.

Asimismo, se defiende la “tradición cristiana” como parte fundamental del Estado polaco y se subraya la “pertenencia a la comunidad europea”.

El movimiento, ratificado en sendas votaciones el pasado lunes, se produce poco después de que la Comisión Europea anunciase su intención de vincular el desembolso de fondos de ayuda regional al respeto de los derechos de la comunidad LGTBI.

La semana pasada, el vicepresidente polaco, Zbigniew Ziobro, calificó de “terrorismo económico” esa decisión e hizo “un llamamiento a los gobiernos regionales para que no sucumban al chantaje de la UE”.

Desde 2019, cerca de 100 municipios y gobiernos regionales polacos aprobaron unas declaraciones que les identificaban como “zonas libres de LGTB”, algo que la vicepresidenta de la Comisión Europea, Vera Jourová, criticó durante su visita a Polonia el pasado 31 de agosto.

Jourová advirtió que esos documentos “no respetan los valores de la Unión Europea” y amenazó a los gobiernos que se adhiriesen a tal declaración con “perder un total de 2.500 millones de euros en fondos de cohesión”.

Por su parte, el portavoz del gobierno, Piotr Müller, aseguró hace poco que los gobiernos locales y regionales “no tenían malas intenciones y tenían como objetivo promover los valores familiares”, y añadió que “nunca ha habido ni habrá ninguna zona libre de LGTB en Polonia”.