Tres equipos buscan la corona en una apasionante final del torneo boliviano

0
9
756660

FÚTBOL BOLIVIA

La Paz, 3 dic (EFE).- Always Ready de El Alto, The Strongest de La Paz e Independiente de Sucre son los equipos que pondrán picante a la definición del torneo de la División Profesional de Bolivia a falta de dos jornadas para la final y que tiene ya en descenso al San José de Oruro.

La punta está compartida por el equipo alteño y el paceño, ambos con 60 puntos tras 28 partidos jugados, aunque con mejor diferencia de gol para el primero, mientras que Independiente está al acecho con solo uno menos.

El Always Ready tiene la mira puesta en revalidar la corona que conquistó en el atípico torneo de 2020 marcado por la pandemia y para ello tiene pendiente recibir en casa al difícil Bolívar de La Paz, cuarto y sin posibilidad de luchar por el campeonato, y una visita al Aurora de Cochabamba.

En cambio, el The Strongest quiere poner fin a una racha que lo ha condenado a consolarse con siete subcampeonatos consecutivos desde 2017, aunque a la vez tiene el mérito de haber conseguido su décima clasificación consecutiva a la Copa Libertadores 2022.

Los dirigidos por el argentino Cristian Díaz no pierden desde la llegada del timonel a mediados de agosto y tienen uno de los calendarios más favorables ya que recibirán al descendido San José de Oruro y luego visitarán al Real Santa Cruz de la parte baja de la tabla.

Por otro lado está caso más paradójico del recién ascendido Independiente que pisa los talones a los otros dos con una planilla de buen desempeño que a principios de año estuvo al borde del despido anunciado por su presidencia por acatar una huelga de jugadores, algo que finalmente no se concretó.

Los dirigidos por el entrenador Marcelo Robledo, que tienen al goleador del campeonato con dieciocho tantos, el argentino Martín Prost, deberán jugar ante Nacional Potosí en casa y luego visitar al Guabirá de Montero además de esperar un traspié de los líderes.

En caso de un empate en la punta, el título se disputará en partidos de ida y vuelta además de la posibilidad de un duelo de desempate en caso de que persista la igualdad.

El campeonato boliviano otorgará a los dos primeros el derecho a disputar la fase de grupos de la Copa Libertadores, mientras el tercero y el cuarto accederán a la fase previa de eliminación de esa competencia.

En tanto que los equipos que se sitúen entre el quinto y octavo sitial tendrán asegurado su boleto a la Copa Sudamericana del próximo año, esa es una disputa intensa entre varios equipos apretados en media tabla.

Por otro lado, está la lucha por eludir el descenso indirecto, plaza que se pelea con el subcampeón del campeonato de ascenso, algo que quieren evitar el Real Potosí y el popular Blooming de Santa Cruz, un sitial incómodo en el que los cruceños no estaban desde su caída en 1995.

En cambio la suerte está echada para el San José, hundido en una profunda crisis económica, algo que le privó de hacer contrataciones afectado por sanciones que lo han dejado con -11 puntos en una campaña en la que apenas ha conseguido un empate y todas las demás han sido derrotas.