Trabajar con notarios puede poner en riesgo su caso con Inmigración

• De acuerdo con experimentados abogados de inmigración en Jacksonville, las prácticas de notarios en la ciudad están causando serios daños en los procesos migratorios de muchas personas, incluso, hasta ponerlos en proceso de deportación.

0
35

Por Mayra Arteaga | [email protected]

Jacksonville, FL.- Cientos de miles de inmigrantes pueden ser víctimas de los falsos abogados y representantes no autorizados que les prometen arreglar sus papeles, una estafa que sigue en aumento pese a que cada vez se dedican más recursos para combatirla, según funcionarios y expertos.

Y es muy común en la Primera Costa encontrar letrero y anuncios promocionando el trabajo de ‘notarios’, un término que en América Latina sirve para identificar a un abogado, pero que en Estados Unidos no sirve más que para autorizar a un individuo a servir como testigo de la identidad de las personas, sus firmas o que firman un documento voluntariamente. Pero no son abogados.

Según los expertos, estas estafas cometidas por negocios y personas que representan casos ante los servicios y tribunales de inmigración sin autorización ni credenciales, o que se hacen pasar por agentes, notarios o abogados, son un fenómeno “infravalorado” y sus denuncias reflejan una situación mucho más grave.

Por ejemplo, la Comisión Federal de Comercio (FTC) registró un aumento del 25 % en el número de quejas por servicios migratorios fraudulentos entre 2012 y 2015.

En algunas de las casi mil denuncias recibidas por la FTC en 2015, cada una de las estafas telefónicas o directas había afectado a centenares de inmigrantes.

“Confías por la falta de información, porque te recomiendan, porque ayudan con los impuestos”, dijo Carlos García, quien perdió su trabajo, la esperanza de seguir viviendo en Estados Unidos y el dinero pagado cuando descubrió, tras varios años de espera, que el servicio de impuestos que le asesoraba en su caso nunca presentó su expediente al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

Según algunos estudios, cerca del 10 % de los casi seis millones de peticiones que llegan cada año al USCIS se tramitan a través de servicios sin autorización ni acreditación para representar a inmigrantes.

El Programa de Prevención del Fraude y el Abuso de la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Casos de Inmigración (EOIR), encargada de supervisar los tribunales de inmigración dentro del Departamento de Justicia (DOJ), ha recibido e investigado 400 denuncias de estafa a inmigrantes desde 2012.

“La EOIR ha aumentado sus recursos para combatir el fraude y la mala conducta profesional”, dijeron fuentes de esta oficina, que acaba de revisar su Programa de Reconocimiento y Acreditación por el que selecciona y autoriza a personas que no son abogados a representar a inmigrantes ante los tribunales y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

“Tuve miedo a denunciar por mi futuro. Te sientes engañado, usado e impotente”, aseguró Gustavo, que logró enmendar su situación gracias a una buena abogada de inmigración y ahora es ciudadano.

El negocio de impuestos que lo estafó sigue operando dos oficinas y ofreciendo servicios de inmigración no autorizados.

En Jacksonville

De acuerdo con la abogada de inmigración y activista comunitaria, Andrea Paola Reyes, Jacksonville no es exenta de los notarios que ofrecen a sus ‘clientes’ arreglar su situación migratoria o llenar formularios legales a los que no están autorizados.

“Hay notarios que se ocupan de llenar formularios de inmigración y derecho familiar y la gente confía en ello porque tal vez no entiende la diferencia entre notario en nuestros países y notarios en este país”, dijo Reyes a este semanario, denunciando que en Jacksonville ha debido lidiar con casos puestos en sumo riesgo luego de haber sido manipulados por notarios.

La abogada señaló que cada vez más hay más notarios que se aprovechan de los inmigrantes indocumentados “pero están haciendo más daño al largo plazo porque no entienden las consecuencias legales de completar un formulario incorrectamente”.

Por ejemplo, hay muchos notarios que están llenando aplicaciones de asilo anunciándolo y promocionándolo como “asistencia para llenar formularios.”  Esto es problemático por varias razones, explica la abogada.

“Primero, como no son abogados, no está autorizados a dar consejo legal. A menos que ellos estén solamente llenando el formulario basado en lo que el cliente dice exactamente, están dando consejo legal y por lo tanto están involucrando la práctica no autorizada de la ley. Segundo, como no son abogados en los EE.UU. no tienen el conocimiento de las consecuencias legales que pueden ocurrir al llenar el formulario incorrectamente o incompletamente”, dijo Reyes.

Cuando un abogado prepara el formulario y los documentos de apoyo, se tiene que declarar como el preparador de ese formulario eincluso, llena otro formulario de notificación independiente declarándose como el abogado de esa persona y es responsable ante cualquier fallo en el formulario. En comparación, un notario no está obligado por la misma responsabilidad. “Esto significa que si el formulario es denegado por ser incorrecta o incompletamente llenado, ese notario se puede escapar de responsabilidad sobre ese caso”, agregó.

Casos en riesgo

Al acudir a personas no capacitadas para ejercer la ley de inmigración en su estado, usted pone en riesgo toda su historia con Inmigración y se crea la posibilidad de que sea puesto en un proceso de deportación irreversible.

“He recibido recientemente varias consultas de cuatro personas cuyos casos habían sido estropeados por un notario, tanto que dos de ellos terminaron innecesariamente en proceso de deportación”, aseguró la abogada.

Reyes sugirió que, a la hora de buscar asesoría para presentar los casos ante Inmigración, las personas deben asegurarse de contar con un profesional en el área, verificar sus credenciales ante la Barra de Abogados de la Florida y buscar referencias del abogado elegido.

Si usted has sido estafado por un notario y le gustaría empezar una demanda contra esa persona, puede llenar estos dos formularios:
www-media.floridabar.org/uploads/2017/04/inquiry-complaint-form.pdf

o www.flgov.com/notary-complaints/

También puede llamar al Jacksonville Sheriff’s Office para hacer un reporte de Policía y abrir un caso con la Fiscalía al (904) 630-0914.

SHARE

Leave a Reply