Trabajadores agrícolas recuperan $600,000 en salarios

0
159
Las regulaciones señalan que los empleadores con trabajadores bajo el programa de visas H2A, deben pagar los mismos salarios o más altos a los trabajadores agrícolas domésticos./E.L.

Scott Farms Inc. con sede en Wilson, deberá pagar el dinero los trabajadores migrantes que recibieron salarios más bajos, que los pagados a los trabajadores contratados bajo el programa de visas H2A, pese a que ambos realizaban la misma labor.

Redacción/Enlace Latino NC – [email protected]

Carolina del Norte, Raleigh- Cientos de trabajadores agrícolas que laboran en una de las empresas de camote más grandes de Carolina del Norte recibirán $600,000 en salarios atrasados, informó el Centro de Justicia de Carolina del Norte.

Tras la aprobación de un acuerdo final de conciliación, Scott Farms Inc. con sede en Wilson, deberá pagar el dinero los trabajadores migrantes que recibieron salarios más bajos, que los pagados a los trabajadores contratados bajo el programa de visas H2A, pese a que ambos realizaban la misma labor. La empresa también pagará horas extras debidas.

La demanda fue presentada en junio de 2017 por abogados del Centro de Justicia de Carolina del Norte y el abogado privado Robert Willis. En el acuerdo también afirmaron su derecho a pagar horas extras en la demanda.

Las regulaciones señalan que los empleadores con trabajadores bajo este programa deben pagar los mismos salarios o más altos a los trabajadores agrícolas domésticos en lo que se conoce como “empleo correspondiente” para que el empleo de los trabajadores H-2A no afecte negativamente los salarios y las condiciones de trabajo de trabajadores locales.

Estas reglas requieren el pago de lo que se conoce como una “tasa de salario de efecto adverso” para los empleados H-2A. En Carolina del Norte este salario es $12.67 por hora para el 2020.

Además de realizar los pagos adeudados en virtud del acuerdo, Scott Farms, Inc. debe pagar a los trabajadores locales durante tres años, salarios más altos que los empleados temporales que llegan bajo el programa de visas.

“Estamos muy impresionados con el coraje de las nueve personas que dieron un paso adelante para hablar sobre la injusticia de realizar el mismo trabajo que los trabajadores H-2A por menos dólares”, dijo Carol Brooke, abogada principal de los trabajadores del Proyecto de Justicia del Centro de Justicia de Carolina del Norte. “Muchos de estos trabajadores eran, y siguen siendo, empleados de Scott Farms. Su disposición a luchar por su derecho a la igualdad salarial ha beneficiado a cientos de trabajadores agrícolas”.

En el litigio también estaban involucradas Oasis Harvesting, Inc. y JFT Harvesting, Inc., pero llegaron a un acuerdo previamente.