Timmermans pide ser “racional” e invertir en renovables y no en nuclear

0
2
737023

UE ENERGÍA NUCLEAR

Bruselas, 17 nov (EFE).- El vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde, Frans Timmermans, pidió este miércoles a los países de la Unión Europea que piensen de manera “racional” e inviertan en energías renovables en vez de en la construcción de nuevas plantas nucleares.

Timmermans dijo que hay que ser “muy claro respecto al hecho de que la energía nuclear no tiene emisiones”, por lo que no tiene “nada en contra” de esta forma de generar electricidad, pero señaló que él quiere ser “racional” y tener en cuenta que es cara de producir.

“Las plantas nucleares tradicionales son extremadamente caras de construir” y “requieren una increíble cantidad de tiempo antes de que estén preparadas”, comentó el responsable de la política medioambiental del Ejecutivo comunitario durante su intervención en la Cumbre Empresarial Europea”.

“Hay que hacer el cálculo. Cómo se consigue la energía más limpia, porque (la nuclear) no es renovable, con el dinero público del que dispones”, continuó.

En cambio “si luego ves lo barato que es la energía renovable, la energía solar y eólica, tiene mucho más sentido invertir en esto”, defendió.

Aun así, dijo que es “una decisión soberana de cada Estado miembro determinar su mix energético”, con la única condición de que cumplan con el objetivo que ha propuesto Bruselas de reducir las emisiones de CO2 en 2030 en un 55 %, respecto a los niveles preindustriales, y lograr que la UE sea climáticamente neutra en 2050, es decir, que sea capaz de absorber el dióxido de carbono que expulse a la atmósfera.

En este sentido, aseguró que el acuerdo alcanzado el pasado sábado en la cumbre climática de Naciones Unidas fue “bastante bueno” porque “hace un año, solo el 30 % de la economía mundial declaró un objetivo de cero emisiones” y “ahora es el 90 % de la economía mundial”, lo que supone un “gran cambio”.

Reiteró también su satisfacción porque el objetivo formal tras la COP26 es que la temperatura del planeta no aumente más de 1,5 grados en 2100, sin la posibilidad de poder llegar a los 2 grados, como sí ocurría con el Acuerdo de París de 2015.

Y se alegró de la declaración conjunta que hicieron en la cumbre Estados Unidos y China, comprometiéndose a acelerar la descarbonización en esta década.