Terence Davies: “La redención sólo la encuentras dentro de ti mismo”

0
8
667794

FESTIVAL SAN SEBASTIÁN

San Sebastián, 18 sep (EFE).- Obsesionado con el tiempo, la memoria y la poesía, Terence Davies (Liverpool, 1945) continúa explorando esos temas en “Benediction”, la película que ha presentado hoy a competición en San Sebastián y en la que indaga en la vida y tormentos del poeta británico Siegfried Sassoon (1886-1967).

Excombatiente de la Primera Guerra Mundial, Sassoon pasó de belicista a antibelicista, de judío a católico, de tener relaciones con hombres a casarse con una mujer, en una búsqueda constante por encontrar algún tipo de salvación, según muestra Davies en el filme.

“Es un hombre que no encuentra la redención porque la redención solo la puedes encontrar dentro de ti mismo, si no la encuentras en tu interior no la vas a encontrar ni a través del arte, ni de la religión, ni de otras personas”, ha señalado en rueda de prensa telemática.

Siegfried Sassoon fue un héroe de guerra, condecorado por su valentía, pero a su regreso se convirtió en un firme crítico de la continuación de la guerra por parte de su gobierno y su poesía se inspiró en sus experiencias en el frente.

Durante un tiempo mantuvo relaciones con varios hombres mientras intentaba aceptar su homosexualidad pero fracasó y optó por el matrimonio y la búsqueda religiosa.

Davies, quien dedicó su anterior película a otra gran poeta atormentada, Emily Dickinson (“Historia de una pasión”, 2006), ha recordado hoy que su amor por la poesía empezó de adolescente al escuchar recitar a Alec Guinness en televisión los cuartetos de T.S. Eliot.

A Sassoon lo descubrió más tarde, en la escuela de arte dramático donde tuvo que hacer un trabajo sobre él, pero ha profundizado en su figura ahora, investigando para su película.

El director de películas como “The deep blue sea” (2011) o “Sunset song” (2015), ambas presentadas en el festival de San Sebastián, lleva tiempo retratando personajes homosexuales en sus filmes pero nunca ha formado parte de lo que ha llamado “la escena gay”.

“En los 70 no me gustaba el narcisismo que existía en ese entorno”, ha asegurado, “no quería caer en el tópico de mostrar hombres sin camiseta curtidos en el gimnasio, me parece muy aburrido, quería mostrar lo horrible y lo malvado que puede ser ese mundo pero también lo divertido”.

Davies ha hecho hincapié en que Sassoon pertenecía a una clase social privilegiada y que por eso pudo mantener relaciones homosexuales sin ser perseguido por ello. “Si eras un obrero te metían en la cárcel, la homosexualidad ha sido delito en Inglaterra hasta 1967”, ha resaltado.

En la piel del melancólico y sombrío poeta se mete el actor escocés Jack Lowden, que hasta ahora ha hecho pequeños papeles en filmes como “Dunkerque” de Christopher Nolan o en la serie “Small Axe” de Steve Mcqueen.

Lowden se ha declarado admirador de Davies y en particular de “The deep blue sea”. “Es lo más cerca de una película perfecta que existe”, ha dicho, él sí presente físicamente en San Sebastián.

De Sassoon ha destacado su valentía y su honestidad y ha recalcado la importancia de hacer películas que recuerdan el “desastre que es la guerra y cómo destroza las vidas de la gente”.

Davies lleva a cabo un montaje muy personal, con saltos en el tiempo -“para mí el tiempo es emocional”, ha explicado- y con extractos de imágenes de archivo de la guerra que potencian el mensaje antibelicista de la cinta.

Destacan también los diálogos, ingeniosos y mordaces, marca de la casa. “Era importante para mi que cada personaje tuviera su propia voz y, por otro lado, estar a la altura de esa familia educada y brillante, que tenía esa facilidad con el lenguaje”, ha dicho.

“Los británicos son muy divertidos, especialmente en el norte de Inglaterra, tenemos una gran capacidad de reírnos de nosotros mismos y ver qué país tan ridículo somos”.

Magdalena Tsanis