La tormenta invernal dejó sin energía a 140 mil hogares y negocios. Los estragos afectaron el inicio de clases este lunes en varios condados.

Por Williams Viera | [email protected]

Winston-Salem, NC.- Una rara mezcla de acontecimientos se registraron durante el fin de semana en el Piedmont Triad al producirse una tormenta invernal que derribó árboles y líneas eléctricas durante la noche del pasado sábado, 12 de enero, que dejaron, a su vez, cerca de 140 mil hogares y negocios sin energía.

De igual manera, las autoridades informaron que 100 carreteras del Condado de Forsyth, al igual que del noroeste de Carolina del Norte, quedaron bloqueadas por troncos leñosos y elevados con sus respectivas ramas que fueron incapaces de sostenerse luego de recibir entre un cuarto y un tercio de pulgada de hielo de la lluvia helada que los impactó.

Retrasos

Debido a la inclemencia del clima, los funcionarios de los distritos escolares del área decidieron retrasar, el pasado lunes 14 de enero, el inicio de las clases por dos o tres horas.

En Davie, las escuelas abrieron, el pasado lunes, tres horas tarde.

En Stokes, los centros educativos estuvieron cerrados y las autoridades abrieron un refugio en ‘West Stokes High School’ el pasado domingo, 13, después que 8.000 personas se quedaran sin electricidad en sus casas.    

En el condado Davidson en las ciudades de Lexington y Thomasville se retrasaron tres horas al comenzar las clases el pasado lunes.

Accidentes

Desde las 11:30 de la noche del pasado sábado que se inició la lluvia de agua hielo hasta el domingo en la mañana, en Winston-Salem, según la Policía, se produjeron, 38 colisiones de vehículos. No se reportaron heridos ni muertos.

En tanto, la Patrulla de Carreteras de Carolina del Norte informó que se registraron seis accidentes automovilísticos relacionados con el clima en el Triad occidental, sin víctimas mortales.

La US 421, entre Lewisville-Clemmons y Williams Road, se cerró el pasado domingo 13, durante varias horas después que los árboles y las líneas eléctricas cayeran en ambos carriles, según el Departamento de Bomberos de Lewisville.

Incendios

A pesar del frío y de la lluvia, una serie de desgracias se han registrado en el Piedmont Triad.

En Greensboro, el pasado sábado, 12 de enero, algunos residentes afroamericanos, blancos e hispanos que ocupaban un edificio de apartamentos se quedaron sin vivienda como consecuencia de un incendio en el 3206 Yaceyville Street y Cone Boulevard.

En ese lugar, seis de los ocho apartamentos fueron consumidos por el fuego. Nadie resultó lesionado.

En Trinity, ciudad del condado Randolph, el pasado domingo, 13, a las 5 de la tarde, dos personas lo perdieron todo en un incendio que se inició en el sótano de la casa ubicada en el 4166 Redding Country Road.

Debido a la racha de frío, los bomberos le piden a la comunidad en general a tomar medidas de aseguramiento con las casas que habitan para evitar con ello un incendio.

De igual manera, animan a las personas que a medida que bajan las temperaturas, se aseguren que las fuentes de calefacción alternativas que utilizan estén lo suficientemente lejos de cualquier combustible.

Estado de Emergencia

El gobernador Roy Cooper declaró este lunes el Estado de Emergencia para Carolina del Norte con el fin de “ facilitar el movimiento de los recursos necesarios para responder a la tormenta y se ordenó que no se aplicaran las restricciones de peso, tamaño y horas de servicio del camión”, para que los vehículos “lleguen a donde se necesitan rápidamente”, según  se dijo en un comunicado de prensa girado desde la oficina de Cooper.

La motivación de Cooper para hacer este llamado se basa en los cerca de 140.000 clientes que se encuentran sin servicio eléctrico y que urgen la pronta reinstalación del servicio.

Las áreas más afectadas por los cortes de energía incluyen el condado Forsyth (36.361), el condado Henderson (20.675) Rockingham (16.927), Guilford (16.793) y el condado Stokes (7.096), informó Duke Energy.

No hay información sobre cuánto tiempo tomará restaurar la energía a los clientes sin servicio y Duke Energy informó en su sitio web que actualmente está “evaluando daños” en los condados enumerados.

Duke Energy tuiteó que “la mayoría de los clientes serán restaurados a más tardar el martes por la noche”.

“Aunque lo peor de la tormenta ha terminado, las condiciones siguen siendo peligrosas en las áreas que vieron nieve y hielo”, dijo Cooper en el comunicado de prensa. “Si no tiene electricidad, tenga cuidado si está utilizando fuentes de calor alternativas. Disminuya la velocidad si está conduciendo en áreas donde las carreteras pueden estar resbaladizas y tenga cuidado con el hielo negro en la mañana, especialmente al norte y al oeste de la I-85 “.

SHARE

Leave a Reply