Teddy Riner y otras cinco estrellas a seguir sobre el tatami

0
11
603298

TOKIO 2020 JUDO

Tokio, 23 jul (EFE).- El francés Teddy Riner tratará de agigantar su leyenda con la conquista de su tercer título consecutivo de campeón olímpico, una gesta que hasta ahora sólo ha logrado el japonés Tadahiro Nomura.

Pero el formidable judoca francés no será el único nombre a seguir sobre el tatami del legendario Nippon Budokan de Tokio, el templo del judo mundial.

RINER BUSCA AGIGANTAR SU LEYENDA

El francés Teddy Riner tratará de agigantar su leyenda con la conquista de su tercer oro consecutivo en la categoría de más de 100 kilos, una gesta que hasta ahora tan sólo ha logrado el japonés Tadahiro Nomura, campeón olímpico en los 60 kilos en los Juegos de Atlanta 1996, Sídney 2000 y Atenas 2004.

Riner, de 32 años, tan sólo ha encajado una derrota en los últimos once años, la sufrida ante el japonés Kokoro Kageura en febrero de 2020 en el Grand Slam de París y que acabó con una racha de 154 victorias consecutivas del judoca francés.

Desde entonces Teddy Riner tan sólo ha participado en una gran competición internacional, el Masters de Doha disputado en enero de 2021 y en el que el galo se alzó con el triunfo.

Una escasa actividad que no merma el cartel del máximo favorito de Riner, que tendrá como principales rivales en la lucha por el oro al ruso Tamerlan Bashaev, número uno de la clasificación mundial, el japonés Hisayoshi Harasawa, plata en los Juegos de Río, y el checo Lukas Krpalek, que tratará también de hacer historia y tras proclamarse campeón olímpico en la categoría de hasta 100 kilos en la capital brasileña intentará lograr el oro en la de más de 100.

BILODID QUIERA DAR UN PASO MÁS EN SU METEÓRICA CARRERA

Tras convertirse en 2018, con tan sólo 17 años, en la judoca más joven de la historia en proclamarse campeona del mundo, la ucraniana Daria Bilodid intentará dar en Tokio un nuevo paso en su meteórica carrera colgándose el oro en la categoría de hasta 48 kilos.

El único título que le falta en su palmarés a la joven judoca ucraniana, que irrumpió como un torbellino en la elite mundial en abril de 2017 cuando con apenas 16 años logró en Varsovia el primero de sus tres títulos de campeona de Europa.

Inicio de una formidable trayectoria en la que Daria Bilodid, doble campeona del mundo, tan sólo cedió dos derrotas hasta el inicio de la pandemia de coronavirus.

Un obligado parón que no parece haber sentado bien a la ucraniana, que desde el retorno a la competición no ha ganado ningún torneo, tras tener que renunciar a disputar la final del Europeo por lesión. Una circunstancia que no rebaja el cartel de Bilodid como máxima favorita para alzarse con el oro en Tokio.

LOS HERMANOS ABE BUSCAN CORONARSE EL MISMO DÍA

Muchos son los hermanos que a lo largo de la historia han subido al podio en unos mismos Juegos Olímpicos, pero los hermanos Uta e Hifumi Abe buscarán el más difícil todavía e intentarán proclamarse campeones olímpicos el mismo día, el domingo 25 de julio, y con menos de una hora de diferencia en distintas categorías.

Todos un reto que los hermanos Abe ya lograron en los Mundiales de Bakú 2018 en los que en la misma jornada Uta logró su primer título de campeona del mundo en la categoría de hasta 52 kilos e Hifumi revalidó el oro que había conquistado un año antes en Budapest en la categoría de -66 kilos.

Si Uta Abe, que en 2019 se coronó por segunda vez consecutiva campeona universal, parte como la gran favorita, con permiso de la francesa Amandine Buchard, Hifume Abe tendrá en el italiano Manuel Lombardo, número uno de la clasificación mundial, un duro escollo en su camino hacia el oro.

Sin embargo, Hifume Abe ya parece haber dado el paso más difícil con su clasificación para los Juegos de Tokio tras un dramático combate de selección con su compatriota Joshiro Murayama que se decantó a favor del mayor de los hermanos Abe tras más de veinte minutos de intensa lucha.

CLARISSE AGBEGNENOU A LA CONQUISTA DEL ANSIADO ORO OLÍMPICO

Cinco veces campeona del mundo, la última el pasado mes de junio en Budapest, y cinco veces campeona de Europa la francesa Clarisse Agbegnenou tratará de conquistar en la capital japonesa el único título que le falta en su formidable palmarés: el título de campeona olímpica.

Un oro que la judoca francesa ya acarició hace cinco años en los Juegos de Río, tras perder en la final de la categoría de hasta 63 kilos ante la eslovena Tina Trstenjak.

Derrota de la que Agbegnenou, indiscutible número uno de la clasificación mundial, tratará de tomarse la revancha en los Juegos de Tokio, tras dominar con puño de hierro la categoría durante todo el ciclo olímpico, en el que la judoca francesa apenas ha concedido cinco derrotas.

Dos de ellas, precisamente ante quienes se perfilan como las principales rivales de Clarisse Agbegnenou en la lucha por el oro, la eslovena Trstenjak y la japonesa Miku Tashiro, que intentará resarcirse de la derrota que sufrió ante la gala en la final del Mundial de Tokio 2019.

SHOEI ONO, EL MEJOR JUDOCA “LIBRA POR LIBRA”

Considerado por muchos como el mejor judoca del mundo “libra por libra” el japonés Shoei Ono encarna como pocos los valores de este deporte.

Tal y como demostró al proclamarse campeón olímpico en la categoría de hasta 73 kilos en los Juegos de Río. Pese a la emoción del momento, Ono hizo silenciosamente una reverencia a su oponente, el azerbaiyano Rustam Orujov, y abandonó el tatami sin expresar alegría.

“Así quería demostrar respeto a mi oponente. Pude mantener la calma y realizar una reverencia respetuosa. Fue un momento en el que pude mostrar el espíritu japonés”, explicó Ono al rememorar el combate.

Pero Shoei Ono, triple campeón del mundo, no sólo destaca por su deportividad, sino por la excelencia de judo, que ha dotado al japonés, que tan sólo ha perdido un combate en los últimos años, de un aura de invencible.

Javier Villanueva