También la salvación pasa por San Mamés

0
9
501524

FÚTBOL ATHLETIC-VALLADOLID

Bilbao/Valladolid, 27 abr (EFE).- Tres días después de que La Catedral apretase LaLiga con la derrota del líder Atlético de Madrid ante un Athletic que ilusionó con una nueva camada de leones, San Mamés será también cita importante para la resolución de un descenso del que quiere escapar el Valladolid.

En uno de los dos choques que quedan por jugarse de la jornada 33 debido a la disputa el 17 de abril de la final de la Copa del Rey, el Athletic quiere ahondar en el buen partido del domingo ante el Atlético (2-1) que le sirvió para abandonar la depresión a la que había caído tras perder, sin ser lo competitivo que esperaba, las dos finales de Copa que ha tenido este mes de abril.

Aunque también fueron claves y tuvieron una brillante actuación los goleadores Íñigo Martínez y Alex Berenguer, y un Ander Capa pletórico hasta su lesión a poco del descanso, lo que realmente ilusionó a la afición rojiblanca fue el comportamiento del nuevo tridente que se asoma, el que forman Oihan Sancet, Jon Morcillo y Asier Villalibre, y que tuvo en jaque todo el choque al líder.

Especialmente destacable fue el arranque de Sancet, una ‘perla’ de la que se espera mucho Lezama pero que no había acabado de plasmar sobre el césped la calidad que se reconoce.

Ese buen partido de los meritorios, que ya fueron titulares hace una semana en un Benito Villamarín al que el Athletic acudió derruido en lo anímico por el 0-4 de la final de Copa contra el Barça, hace pensar en una continuidad en el once.

A ello ayuda la lesión de Iker Muniain, el proceso febril por el que pasó el domingo un Raúl García que se cayó a última hora de la convocatoria y lo mejorado que se mostró Iñaki Williams saliendo en el último tramo del encuentro.

La de Muniain es una de las seis bajas seguras del Athletic. Otras cuatro son las de los también lesionados Yuri Berchiche, Capa, que se perderá lo que queda de temporada, Peru Nolaskoain y Oier Zarraga; y tampoco jugará Unai Vencedor, que ante el Atlético cumplió ciclo de tarjetas amarillas.

Habrá que ver también si ya están disponibles Raúl García de su proceso febril y Yeray Álvarez de la lesión muscular con la que acabó la final de Copa. Ambos, no obstante, se mostraron mejorados el lunes en el regreso al trabajo en Lezama.

Con todos esos condicionantes, las dudas en la alineación son las de Oscar de Marcos o Íñigo Lekue en el lateral derecho, el doble pivote al que optan Dani García, Unai López y Mikel Vesga

También si Marcelino García Toral mantiene en el once al goleador Alex Berenguer tras tres titularidades en semana y media u opta por devolver a Williams al once, incluyo saliendo en una banda.

Unai Simón, bajo palos, y Unai Nuñez, Iñigo y Mikel Balenziaga, en defensa, parecen fijos.

Según ha advertido en la previa del partido el entrenador del Valladolid, Sergio González, ya no parece tener “argumentos” para mantener el habitual 4-4-2, a pesar de que considera que en este esquema “los jugadores se sienten cómodos” y, por tanto, el mismo podría sufrir cambios.

Con ello, se podría prever una línea defensiva de cinco jugadores, con tres centrales -ya que ahora tiene a todos disponibles, tras la recuperación de Javi Sánchez y el regreso a la convocatoria de Kiko Olivas-, y Janko y Olaza en los laterales.

Orellana y Óscar Plano deberían mantenerse en el once titular, siendo la figura de Roque Mesa la que contaría con más dudas en ese centro del campo y, a priori, volvería a contar con Weissman y Marcos André en punta de ataque, puesto que Kodro no puede jugar este partido, mientras que Guardiola quedaría como revulsivo.

Pero puesto que el técnico catalán considera que la plantilla ha demostrado un buen nivel en el sistema habitual, y no es amigo de dar pistas, no es descartable que haya jugado al despiste y se mantenga fiel a sus ideas. El objetivo es, apueste por quien apueste, “salir a ganar el encuentro”.

Es consciente de que, una vez más, la gestión de las emociones será determinante. Han tropezado con la misma piedra en demasiadas ocasiones ya, y no hay margen para volver a hacerlo, puesto que el equipo se halla en puestos de descenso, tras los últimos empates cosechados ante Elche y Cádiz.

Sabe también que el Athletic, “querrá reivindicarse y terminar la liga en la mejor situación posible”, lo que ha demostrado ante el líder, por lo que espera a un rival muy motivado y dispuesto a seguir sumando.

Al Valladolid se le presupone la máxima ambición para lograr el objetivo de la permanencia, que cada vez se va complicando más y, en este sentido, Sergio lo ha dejado claro: “se sale a por los tres puntos en todos los partidos y este no es una excepción, porque además hay calidad y personalidad para hacerlo”.

– Alineaciones probables:

Athletic: Unai Simón; De Marcos, Unai Nuñez, Íñigo Martínez, Balenziaga; Williams, Dani García, Unai López, Morcillo; Sancet y Villalibre.

Valladolid: Roberto; Janko, El Yamiq, Joaquín, Olaza, Nacho; Orellana, Roque Mesa o Alcaraz, Óscar Plano; Weissman y Marcos André.

Árbitro: Adrián Cordero Vega (Comité Cántabro).

Árbitro VAR: Juan Martínez Munuera (Comité Valenciano).

Estadio: San Mamés.

Horario: 19.00

—————————————————————–

Puestos: Athletic (10º; 41 puntos); Valladolid (18º; 29 puntos)

La clave: La continuidad del Athletic en el juego que le permitió ganar el domingo al líder Atlético de Madrid; y la capacidad del Valladolid para gestionar la delicada situación en puestos de descenso en la que llega a Bilbao.

El dato: El Valladolid empató en sus dos últimas visitas a San Mamés, pero no gana en Bilbao desde su espectacular goleada (1-4) el curso 2003-2004. A partir de ahí, seis derrotas -una en Copa- y las dos igualadas a un gol de los últimos años.

Las frases:

Marcelino, tras ganar al Atlético: “estos jugadores lo pasaron muy mal después de que se nos escaparan las dos finales de Copa. Sobre todo la primera nos dejó muy tocados. Poco a poco se van rehaciendo físicamente y vamos mejorando a nivel mental”.

Roberto Jiménez, sobre el descenso: “tratamos de manejarlo con toda la naturalidad posible, sabiendo que es algo que puede pasar y que hay que afrontar con madurez y tranquilidad. Porque si se cae en el pesimismo y en la desgana, no sería posible darle la vuelta”.

El entorno: El entorno rojiblanco, hundido en lo anímico tras perder las dos finales de Copa, se rehizo un tanto el domingo con el triunfo ante el líder y con las ilusionantes actuaciones de los jóvenes Sancet, Morcillo y Villalibre.

——————————————————————–