Nueva York.- Dos de las operadoras más grandes de telefonía móvil en Estados Unidos, T-Mobile y Sprint, anunciaron un acuerdo de fusión del que resultará una firma valorada en unos 146.000 millones de dólares.

La nueva empresa será la “única con capacidad de crear una amplia y profunda red de 5G a nivel nacional”, dijo el CEO de T-Mobile, John Legere, en un video junto al de Sprint, Marcelo Claure, publicado en su cuenta personal de Twitter.

En un comunicado conjunto, las operadoras señalaron que preservará el nombre de T-Mobile, tendrá una sede dual y será una “fuerza de cambio positiva en las industrias de red inalámbrica, de vídeo y de banda ancha en EE.UU.”.

La nueva T-Mobile estará controlada por Deutsche Telekom, propietaria del 42% del accionariado, frente al 27% de SoftBank y el 31% del público, y Legere se mantendrá como CEO, mientras que Claure forma parte de 4 los candidatos nominados por la firma japonesa para la junta directiva, que constará de 14 personas.

Leave a Reply