Un suspiro de recuerdos

0
12

Por Judith Barriga  | [email protected]

• Juan Antonio Dávila busca recobrar con su pincel los paisajes, la tranquilidad y profesión que vivió en su natal Venezuela

Charlotte, NC.- Una Venezuela pasiva y colorida se reflejan en los cuadros de Don Juan Antonio Dávila, pintor que después del conflicto político en su patria llegó a las Carolinas buscando nuevos paisajes, así como tranquilidad y una nueva vida.

“Yo busco que la gente se meta en el cuadro, encuentre un relax, que vea el agua ahí, paz, tranquilidad. En mis cuadros, usted lo estudia, se mete y se mete y se va relajando ahí” describe contemplando su trabajo el artista de 74 años de edad, mientras enlista los nombres de los poblados y ciudades que ilustran su trabajo.

Dibujante arquitectónico de profesión, Dávila, encontró un nuevo aire, una segunda carrera en el lienzo. Reconocido internacionalmente por el realismo de su trabajo, con más de 75 exhibiciones con el pincel, sus obras han decorado galerías en Estados Unidos, Barbados y por toda Venezuela, incluyendo la Casa de Gobernación.

El realismo de los paisajes, del hombre originario de Barquisimeto, están basados en memorias, el pueblo donde creció, los lugares en donde ha trabajado, senderos, montanas, lagos y edificios que han cruzado su camino.

“Lo mío era nato, nunca tuve ninguna escuela, siempre me gustaba viajar y veía paisajes y yo digo que para llegar a ser un buen pintor es viendo los paisajes, ver los colores, ver el mundo, ver muchas cosas, y entonces ya son de uno, tengo diferentes tipos de colores y diferentes tipos de trabajo”

La técnica de Dávila, es fascinante no solo por la belleza de los paisajes y la mezcla de colores, su arte es espontaneo. Dávila no necesita un canvas o una paleta específica, solo inspiración y como él dice “un momento” para crear una escena que te transporte a Venezuela o cualquier otro rincón natural en este planeta.

“A mí lo que más me sorprende es la rapidez con la que desarrolla una idea, un cuadro. Su técnica, como mezcla los colores, las sobras, sus líneas, crean un paisaje de la nada” dice Edith Covarrubias, artista visual local, quien, impartiendo una sesión de arte comunitario, encontró a Don Antonio dibujando sus paisajes en platos de papel.

Galardonado como el pintor joven del año en su país, Dávila llegó a Charlotte, “como cualquier otro inmigrante”. Su anhelo, compartir su arte con quién lo necesite, sus deseos, que otros vivan la paz que él tiene al tomar el pincel y poder volver a dedicarse de lleno a la profesión que le de vida y felicidad en Venezuela.

“Aquí uno llega a trabajar lo nunca ha trabajado en su vida, pero a mí me falta mucho camino por recorrer, en los momentos que encuentro hago algunos cuadritos, y a la gente le ha gustado. A mí me gustaría seguir siendo como usted me ve, todos somos igualitos y estando aquí quiero pintar para todos” concluyó Don Antonio en busca de paredes para su obra.

Comisiones y obras disponibles
Juan Antonio Dávila : 704-806-9518

SHARE

Leave a Reply