Suspenden deportación de inmigrante en santuario

0
48
Rosa del Carmen Ortez Cruz, ha permanecido por casi dos años en santuario/E.L.

Rosa Ortez Cruz huyó de Honduras tras sufrir graves ataques por parte de su pareja en el 2002. En su momento pidió asilo pero fue negado

Paola Jaramillo – [email protected]
En colaboración con Enlacelatinonc.org

CAROLINA DEL NORTE, Chapel Hill- Un panel jueces de la Corte de Apelaciones del Cuarto Circuito suspendió hoy la orden de deportación que pesaba en contra de Rosa Ortez Cruz.

Desde hacía casi dos años, Ortez Cruz permanece refugiada en santuario en una iglesia en Chapel Hill. 

“Me siento súper feliz y muy emocionada”, dijo Ortez Cruz a  Enlace Latino NC. “Han sido años difíciles, pero finalmente estoy viendo una salida. Ahora toca esperar que el abogado siga haciendo los trámites necesarios para salir del santuario”, contó.

 Jeremy McKinney, su abogado, explicó a Enlace Latino NC que el Cuarto Circuito devolvió el caso de Rosa a la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) y “ordenó” que otorgara la solicitud de retención de expulsión. “ En este momento todavía no se le ha otorgado oficialmente esa protección, pero sucederá “, indicó. 

McKinney dijo que no podía decir con precisión cuando Rosa dejaría el santuario pero recalcó que “hoy fue un gran paso adelante” .

La retención de deportación es un tipo de protección disponible para aquellos que no son elegibles para el asilo y que demuestran que existe una “clara probabilidad” de persecución en el país de origen del solicitante.

Rosa huyó a los Estados Unidos después de soportar años de violencia doméstica, lo que culminó en que su pareja la apuñalara repetidamente.

“El Tribunal concluyó que el gobierno no demostró que la Sra. Ortez-Cruz no estaría en peligro si fuera deportada a su país de origen”, indicó el abogado.

En el 2002 , Rosa huyó de Honduras buscando seguridad y refugio en Estados Unidos, luego de que su expareja la apuñalara en múltiples ocasiones y pasara más de un mes hospitalizada.

Se radicó en Greensboro y trabajaba en una taquería y en una fábrica. Es madre de cuatro hijos, tres de ellos ciudadanos americanos y menores de edad.

Buscando legalizar su situación migratoria, Rosa solicitó asilo y a pesar de que los tribunales de inmigración reconocieron que huyó de Honduras para salvar su vida, finalmente negaron su caso.

“Estoy agradecida por todas las personas de la iglesia y las demás personas que me han apoyado durante estos años en el santuario. Agradezco a mis abogados que me han defendido y a los jueces del Cuarto Circuito por haberme concedido mi solicitud de vivir en paz y seguridad en este país ” señaló Rosa.

“Hoy es una victoria para los sobrevivientes de violencia doméstica. Después de luchar durante décadas para extender la protección de asilo a las víctimas, esta Administración ha hecho todo lo posible para retrasar el reloj, incluida la manipulación política de los tribunales de inmigración. Sin embargo, un poder judicial independiente continúa dando voz a las víctimas “, resaltó McKinney.

Isaac Villegas, pastor de la iglesia Reconciliation  y Mennonite Fellowship en Chapel Hill manifestó sentirse agradecido por la amistad con Rosa. “ Durante estos dos años, hemos visto su resistencia y paciencia, su lucha y esperanza. Nuestras dos congregaciones, la Iglesia de la Reconciliación y la Comunidad Menonita de Chapel Hill, han sido bendecidas por el generoso apoyo de las personas de toda nuestra comunidad aquí en el Triángulo. Estamos agradecidos por ellos y agradecemos a Dios que ha escuchado nuestras oraciones por justicia ”.

*Este artículo fue actualizado con la declaración del abogado a Enlace Latino NC

Leave a Reply